Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Un día como hoy...

Día de la diversidad cultural
Jueves, 28 de Octubre de  2021 11:22
calendario

Octubre

28

Jueves

ANTICIPO
ADN - Agencia de Datos y Noticias de Marcos Paz: Sistema Municipal de Medios y Contenidos Públicos - Bernardo de Irigoyen 59 - Marcos Paz - Buenos Aires - (0220) 477 4371 TV PUBLICA DE MARCOS PAZ: Seguinos en Facebook TV Pública Marcos Paz RADIO PÚBLICA DE MARCOS PAZ - FM 90.7: ADN Regional - Lunes a Viernes de 7 a 9 Hs. La Mañana Con Vos. Lunes a Viernes de 9 a 13 Hs. Seguila a través de www.radiopublica.marcospaz.gov.ar 
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Dos niños muertos que revelan algo mucho más grave

Lunes, 04 Mayo 2015 13:32

El 27 de abril ocurrió un hecho trágico en la Republica argentina. Dos niños murieron incinerados por culpa de los dueños de un taller clandestino de textiles que trabajan al servicio de un patrón que viola todas las reglas del mercado de trabajo.

 

Las muertes produjeron algunos titulares  coberturas en algunos programas, sin provocar una conmoción politica que obligue a una regulación estricta de esa forma de trabajo esclavo en pleno siglo XXI, a as de un siglo de haber eliminado esa forma de explotación humana. Publicamos el texto escrito por el maestro de los menores, suficiente reflexión para comprender el horror que se oculta debajo de esas dos perdidas evitables.

Además de la desgracia humana, el acontecimiento reveló el descuido simultáneo del Gobierno de la ciudad y del Estado nacional respecto de la propagación de talleres donde se explotan niños  mujeres con sistemas por fuera de la ley de cualquier país del mundo.   

Los dos pequeños, uno de siete y el otro de diez años, no pudieron salir del sótano y murieron en el taller de costura textil que funcionaba en Páez y Condarco, en el barrio porteño de Flores. Los vecinos contaron que una de las puertas de acceso estaba semi-tapiada y que en el subsuelo vivían varias personas con chicos.

El crimen social que ocurre en estos ámbitos de esclavitud no son hechos aislados, se calcula unos 5000 establecimientos clandestinos en CABA y GBA.

Hoy desayuné la muerte de un alumno. Lamentablemente en el incendio del taller textil clandestino del barrio de flores. El lunes cuando escuché la noticia rogué que no fuera de la escuela cercana y lamentablemente fue de la mía.

Es infinita la tristeza, por ellos dos, por lo que les tocó vivir, por su familia. ¿Quién puede seguir después de semejante pérdida y de la forma en que se dió?

No era el único que vivía en un taller. Montones de alumnos viven en talleres clandestinos, en cuartos de dos por dos, en condiciones inhumanas. Porque en la transparencia de los chicos se puede ver quien come bien y quien no, quien duerme bien y quien no, quien tiene la cabeza para estar tranquilo y quien no puede cerrar los ojos ni aun dormidos.

¿Quién elige vivir en esas condiciones? ¿Trabajar en situación de precariedad es una elección? La culpa es del empleador hasta el estado, pasando por los inspectores, los jefes de los inspectores, los vicejefes y los jefes que niega la realidad. En la manzana hay cuatro talleres más, seguramente en condiciones similares. Ahí, en Flores, en Floresta, en Pompeya, en la Rodrigo Bueno, en la Matanza, en la China.

En todos lados no están ustedes. Por eso niegan que existen, que son parte, que caminan, que trabajan, que van a la escuela, que van a comprar para cocinar, que se les derrumba la casa, que se mueren.

Saber que siendo tan chicos vivieron lo que vivieron, no tiene perdón de nadie. Ni dios existió en ese momento. Ojalá que los responsables no puedan dormir tranquilos.

Que ellos dos descansen en paz.  Nicolás Alvarez

El Día

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha