Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Un día como hoy...

74 años del voto femenino
Sábado, 25 de Septiembre de  2021 11:33
calendario

Septiembre

25

Sábado

ANTICIPO
ADN - Agencia de Datos y Noticias de Marcos Paz: Sistema Municipal de Medios y Contenidos Públicos - Bernardo de Irigoyen 59 - Marcos Paz - Buenos Aires - (0220) 477 4371 TV PUBLICA DE MARCOS PAZ: Seguinos en Facebook TV Pública Marcos Paz RADIO PÚBLICA DE MARCOS PAZ - FM 90.7: ADN Regional - Lunes a Viernes de 7 a 9 Hs. La Mañana Con Vos. Lunes a Viernes de 9 a 13 Hs. Seguila a través de www.radiopublica.marcospaz.gov.ar 
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Regresó el Pejerrey a las aguas de Junín

Lunes, 13 Abril 2015 10:11

Con la inundación del año 2001, el pejerrey migró de las aguas de Junín y la población perdió por más de una década uno de los manjares de su plato cotidiano. Con la ayuda de la Universidad de la Plata este pez ha vuelto a la mesa familiar.

 

En 2001, luego de las inundaciones, la laguna quedó vacía de pejerrey. El agua de lluvia que había entrado a la laguna había cambiado totalmente las características físico químicas, bajando la salinidad. Entonces el pejerrey, que es una especie migratoria de cardumen, se fue hacia otros lugares.

A partir de eso el municipio decide pedirle a la Provincia una siembra. Comenzó una lenta recuperación con ejemplares sembrados. Pero la laguna se secó dos veces y en una de esas sequías quedó un metro de agua en la parte más profunda. Sólo se mantuvo ahí una pequeña porción de pejerrey y la mortandad fue impresionante. Por lo tanto había que ayudar a la laguna de manera artificial mediante la siembra para recuperar la población de peces de una manera natural y rápida.

La investigadora de la UNNOBA Viviana Lobato cuenta por qué desapareció la especie en cierto momento y cómo se logró que retorne a las aguas de la laguna. Para que esto sucediera fue fundamental la creación de la Estación Hidrobiológica, una iniciativa del ministerio de Asuntos Agrarios y el Municipio de Junín a la que se sumó recientemente la Universidad con el financiamiento de proyectos de investigación e infraestructura.

“Crío peces y soy una defensora de la naturaleza”. Así se define Viviana Lobato, la médica veterinaria responsable del regreso del pejerrey a la Laguna de Gómez, en Junín. Mientras alimenta un tanque con miles de alevinos (peces de pocos milímetros que luego serán ejemplares de pejerrey) Lobato transmite la idea central del lugar en el que trabaja: “Que la Estación se haya construido al lado de la laguna es primordial, porque así podemos trabajar con y junto a la laguna”. Explica que la interacción es constante, desde la utilización del agua de la laguna para “obtener alimento natural para los peces”, hasta la realización de capturas de especies para aportar al “acuario de fauna ictícola”.

La “Estación Hidrobiológica del Parque Natural Laguna de Gómez” fue inaugurada a fines de 2011 gracias a una iniciativa conjunta del ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires y la Municipalidad de Junín. Poco tiempo después se sumó la Universidad para financiar proyectos de investigación y hacer aportes de infraestructura, como los nuevos tanques para la cría de peces que se están instalando en la actualidad. Desde estos tres espacios se impulsa y sostiene en forma mancomunada el trabajo de la Estación.

Otro objetivo que tenemos es el educativo, cuenta la investigadora al medio científico Argentina Investiga, para que sea un centro al que puedan venir las escuelas y el público en general. Pueden realizar una visita guiada en la que les mostramos cómo se realiza la cría de peces y el acuario con las especies que habitan la cuenca del río Salado. Y la tercera parte fundamental de la Estación es la investigación: el lugar tiene que servir como asiento a los científicos que quieren evaluar lo que sucede en la laguna y la cuenca.

Uno de los orgullos de Lobato es el acuario que armó en la Estación. En peceras de diverso tamaño pueden observarse ejemplares representativos de casi todas las especies de la cuenca del Salado. “El acuario resulta fundamental para la parte educativa: cuando vienen los chicos de las escuelas pueden identificar especies y enriquecer su conciencia conservacionista”, explica.

Las escuelas tramitan las visitas a través de la secretaría de Desarrollo Económico y Planeamiento de la Municipalidad. Lobato detalla que llegan entre dos y tres visitas semanales.

Además del pejerrey, la cuenca del río Salado presenta una gran fauna ictícola, por ejemplo “bagre, chanchita, liza, mandufia, mojarra plateada, porteñito, sabalito, tararira, tosquero, vieja de agua y de río y, ocasionalmente, se pueden ver boga, patí o sábalo”. Y claro que también hay “carpa, una especie exótica que colonizó todo el país y que hasta se la puede encontrar en el río Limay”. Los visitantes también pueden realizar observaciones mediante un microscopio y ver el comportamiento del zooplancton lagunar.

El Día

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha