Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Martes, 22 de Octubre de  2019 18:52
calendario

Octubre

22

Martes

ANTICIPO
BOLIVIA: Evo gana las elecciones pero no pudo evitar la segunda vuelta CHILE: Al menos 10 muertos por la represión ARGENTINA DEBATE: Se realizó el segundo debate presidencial
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

11 de febrero de1998 - Comunidades Negras del Medio Atrato (Colombia) consiguen título colectivo de 695.000 Has de tierra.

Lunes, 11 Febrero 2019 11:54

(adnmarcospaz)-..La población negra de Colombia se constituye con los descendientes de africanos de las etnias provenientes del Africa ecuatorial, esclavizados y traídos a América desde la época de la Colonia, en el siglo XVI. Su llegada tiene lugar dentro de los inicios del capitalismo mundial, cuando la colonización europea introduce esclavos en el continente americano para la explotación de materias primas como el algodón, azúcar, arroz, tabaco entre otros. Ingresan legalmente al país por Cartagena de indias, haciendo parte de la trata de negros, en un mercado dominado por Holandeses y Portugueses; como contrabando, llegan por el Litoral Pacifico a Buenaventura, Charambirá y Gorgona, o por el Atlántico a las costas de Riohacha, Santa Marta, Tolú y el Darién.

Hasta 1550, el asentamiento de población africana en el que hoy es el territorio colombiano era escaso y se limitaba a pequeñas poblaciones de litoral Caribe. A finales del siglo XVI, la mano de obra para la explotación minera era en su mayoría de origen africano, sustituyendo de este modo al indígena en estas labores, debido al rápido descenso poblacional de los aborígenes consecuencia de la masacre europea en tiempos de “conquistas”.
Los esclavos negros fueron incorporados a otros trabajos como la agricultura, las artesanías, la ganadería y el servicio domestico. Sin embargo, también eran objeto de operaciones de inversión y de las modalidades de compra y venta o de alquiler de fuerza de trabajo, así como, créditos, permutas, trueques, hipotecas e incluso pago de servicios.
Así pues el trafico esclavista se impone en las Antillas como puente de entrada al continente ante la escasez de mano de obra aborigen aniquilada por los españoles. En 1513 se establecen la primeras medidas para la trata de negros a gran escala, periodo conocido como el de las Licencias, que consistía en cobrar un impuesto de dos ducados por esclavo introducido en las indias, lo que necesitaba una licencia previa que representó una importante fuente de ingresos para la Corona. En 1789 se opta por la libertad del comercio de la mano de obra esclava por lo que la oposición inglesa a la esclavitud y los movimientos independistas americanos, debilitan el comercio y favorecen su gradual extinción.

Los afrocolombianos fueron ubicados en zonas calidas, selváticas o en las costas, en ambientes similares a los de su natal Nigeria, Gabón, Congo, entre otros. La mayor concentración se encuentra actualmente en las zonas costeras de la región del Pacifico (Departamentos del Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño) y del Caribe (departamentos de La Guajira, Magdalena, Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, Sucre y Antioquia). Así mismo, se sitúan en las regiones calidas de los valles del Magdalena, Cauca, San Jorge, Sinú, Cesar, Atrato, San Juan, Baudó, Patía y Mira. Algunos enclaves de antiguos palenques, haciendas, minas, o plantaciones bananeras, son hoy en día, núcleos significativos de población negra en casi todas las regiones del territorio colombiano.
Con los años las comunidades negras de Colombia se organizaron para defender su trabajo orientado principalmente a la agricultura y ganadería a pequeña escala como medio de subsistencia, propio de un campesinado que se desarrolla en “equilibrio con su medio”.
A finales de 1983 y comienzos de 1984 llegaron a algunas comunidades del río Atrato y a afluentes como el Buey, Bete, Tagachí, Tanguí y Munguidó, ingenieros de las compañías Pizano S.A., Cartón de Colombia y Maderas del Darien. Venían a abrir trochas y a investigar sobre los recursos madereros de la región. Estas compañías, que habitualmente explotaban los bosques en el Bajo Atrato, ya los habían agotado.
En esta situación, los cursos sobre recursos naturales fueron un espacio para que las comunidades compararan la forma en que ellas aprovechaban, manejaban y conservaban la naturaleza con la devastación que llevaban a cabo las compañías madereras en otras zonas del Pacífico. Definitivamente, era prioritario hacer frente al problema de la tierra. Si no se oponían a los proyectos de estas compañías, estaba en juego su futuro, su existencia misma.
Años de luchas, fuerte confrontación con las ideas liberales arraizadas en el principio rector de La Propiedad Privada, llevaron a las organizaciones campesinas negras a obtener uno de sus grandes logros, conseguir un título colectivo de 695.000 has de tierras para su organización. La cultura solidaria, la firme convicción de que la tierra les pertenece y sus recursos deben ser utilizados racionalmente para la subsistencia de toda la humanidad y no con un fin meramente economicista, ha demostrado que es posible construir otros modelos de sociedad.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha