Clima

*

Despejado

11 °C
Este 0 km/h

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Un día como hoy...

Nacía Jose Saramago
Lunes, 20 de Noviembre de  2017 07:47
calendario

Noviembre

20

Lunes

ANTICIPO
Macri se reúne con gobernadores: Mauricio Macri se reúne hoy con los gobernadores para discutir la reforma impositiva. Carta de Milagro Sala: Milagro Sala escribió una carta desde el penal de Alto Comedero y apuntó contra los jueces Isidoro Cruz y Pablo Pullen Llermanos. Además criticó al gobernador Gerardo Morales Movilización de trabajadores de Pepsico: Los trabajadores de Pepsico se concentran en el Obelisco, junto a organizaciones sociales, para rechazar el Proyecto de Reforma Laboral 
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Los "subtes" de Buenos Aires seguirán siendo un gran negocio privado

Jueves, 02 Noviembre 2017 18:13

(adnmarcospaz).-- La Legislatura prorrogó el contrato con Metrovías y el Subte seguirá siendo privado. Con un amplio rechazo de la oposición, la medida impulsada por el Ejecutivo porteño para volver la licitar la concesión de la red de subterráneos fue aprobada con 32 votos a favor, 23 negativos y 1 abstenciones durante la sesión de este jueves.

En la sesión ordinaria de este jueves la Legislatura porteña sancionó con 32 voluntades a favor, 23 en contra y 1 abstenciones una iniciativa impulsada por el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, mediante la cual se volverá a licitar la concesión de la red de subterráneos y prorrogar el contrato con Metrovías por un año.

El proyecto contó con el acompañamiento de los bloques Pro, CC ARI y Confianza Pública, mientras que lo rechazaron FpV, Suma+, PSA, PS, AyL, CNLM, FIT, BP y MC . Finalmente se abstuvo el bloque Sindical Peronista .  Con esta medida se autorizó al Poder Ejecutivo a través de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) a concesionar la operación y mantenimiento del servicio público de transporte ferroviario de pasajeros de superficie y subterráneo, mediante una nueva licitación.

Además se prorrogará hasta diciembre del 2018 la concesión a Metrovías y se llamará a una licitación pública nacional e internacional para la concesión del servicio por un período de 12 años, con la opción de tres más. Además buscará garantizar el mantenimiento del servicio de las cinco líneas de subte y el Premetro. Asimismo la medida establece que quienes se presenten a dicha convocatoria deberán acreditar experiencia específica no menor a 15 años en la operación de subterráneos o metros y deberán haber transportado en los últimos tres años al menos 150 millones de pasajeros.

A su vez el concesionario deberá constituir una Sociedad Anónima cuyo objetivo sea prestar el servicio público de subte y tendrá que “absorber, a su exclusivo cargo y costo, el personal en relación de dependencia que, a la fecha de la toma de posesión del servicio, esté afectado en forma exclusiva al subte, de acuerdo al listado de dotación aportado por Sbase”.

Finalmente, la normativa indica que Metrovías “deberá asegurar la regularidad y continuidad de la prestación del servicio no pudiendo consumar el abandono de éste en ningún momento” hasta que finalice el proceso de licitación.

Cabe recordar que casi todos los bloques de la Legislatura habían presentado sus propuestas para definir el futuro del subte, en las que el denominador común fue el pedido de estatizar el servicio.  Uno de los puntos más conflictos a la hora de tratar la medida giró en torno a la cantidad de votos necesarios para la sanción de la misma: el oficialismo asegur

Por otra parte, pese a que los metrodelegados habían avisado que estarían presentes durante la sesión para “denunciar las barbaridades” que cometió la actual empresa, en el recinto sólo estaban algunos trabajadores de Metrovías. También se hicieron presentes un grupo de usuarios que protagonizaron una protesta disfrazados de sardinas, en la cual reclamaron por las condiciones en las que se viaja en subte y en pedido de la mejora del servicio. aba que se necesitaban 31 votos, mientras que la oposición sostenía que se requerían 40. Finalmente, la pulseada la termino ganando el oficialismo dado que consideró que se trató de la concesión de un servicio público.

El debate

El presidente de la Comisión de Obras y Servicios Públicos, Diego García Vilas, explicó que “en la comisión había 7 expedientes que trataban este tema y ofrecían distintas alternativas sobre cómo manejar el servicio, es por ello que realizamos varias reuniones de asesores en la que participaron funcionarios” y remarcó que lo que se sometió a consideración es “un despacho de mayoría”.

“Proponemos una licitación nacional e internacional para elegir el nuevo concesionario de Subte. Este proceso va a estar monitoreado por una comisión de seguimiento que se va a crear en la Legislatura”, señaló y aseguró que “la empresa que gane la licitación que quedará bajo el control de SBASE, estará a cargo de la operatividad y mantenimiento de los trenes, además de mantener la planta de trabajadores con el reconocimiento de todos sus derechos laborales”. Asimismo detalló que “las ampliaciones de sistema y los negocios colaterales del Subte siguen bajo la órbita de SBASE”.

Además aclaró que “es importante el tema del canon que va a recibir esta empresa, que con esta propuesta va a variar por coche/kilometro recorrido, representando seguramente en el futuro un mejor servicio para los pasajeros. Antes, este canon era un monto fijo” y sentenció que “mantener este servicio de manera privada con el control estatal es la mejor manera de garantizar un buen servicio”.

El diputado del FpV Javier Andrade manifestó que “tenemos una mirada muy distinta, sobretodo por el devenir de la situación del subte y la prestación del servicio desde su privatización” y agregó que “nosotros proponemos la estatización, ustedes proponen una concesión, son dos formas distintas de tratar un mismo tiempo”.

En este sentido precisó que “viajar en el subte es muy similar a estar dentro de una lata de sardinas, es un milagro poder subir al subte en horario ya que uno tiene que dejar pasar una o dos formaciones para poder subir” y denunció que “en algunas líneas se pueden ver las asimetrías entre el sur y el norte de la Ciudad, las líneas del sur son desastrosas, muy ruidosas y con poca frecuencia; mientras que las del norte tienen mayor frecuencia, aunque los usuarios sigan viajando como sardinas”.

“La Ciudad, desde el traspaso del subte, se ha endeudado en 1.200 millones de dólares para mejorar el servicio, pero claramente no alcanza y seguimos viajando muy mal”, completó y advirtió que “desde que Mauricio Macri asumió como jefe de Gobierno sólo se construyo un kilometro por año, pese a que la tarifa aumentó exponencialmente”.

El diputado de AyL Fernando Vilardo afirmó que “rechazamos el proyecto oficial y sobretodo la manera antidemocrática en la que se está tratando todo esto” y precisó que “nos proponen que un servicio esencial siga siendo objeto de lucro para una empresa, creemos que el oficialismo realiza una evaluación positiva de todo lo hecho hasta este momento pero nosotros creemos todo lo contrario”.

“La Ciudad le ha entregado a la empresa concesionaria actual millonarios subsidios y que ha realizado grandes incrementos de las tarifas”, indicó y subrayó que “la población trabajadora no puede afrontar los gastos de poder viajar en subte, viven ajustando sus condiciones de vida para que las empresas se sigan llevándose fortuna a costa de sus bolsillos”. Además aseguró que pese a las inversiones de la Ciudad “el servicio es malo, los ascensores y escaleras mecánicas no funcionan, los trabajadores viajan apretados y con poca frecuencia entre las formaciones”.

Por su parte, la legisladora del FIT Laura Marrone explicó que “su intervención está plagada de pesar y de bronca porque cuando presentamos nuestro proyecto, en el que planteamos construir una empresa controlada por trabajadores y usuarios, nos apoyábamos en el sentimiento generalizado de rechazó -al funcionamiento del servicio de la red- de quienes son usuarios del subterráneo y de los trabajadores”.

Asimismo agregó que “Metrovías no ha sido capaz de proveer un servicio de calidad que haga justicia a los fabulosos subsidios que le dio la Ciudad” y denunció que “los trabajadores han denunciado en incansables oportunidades las malas condiciones de trabajo, pese a esto el Ejecutivo busca perpetuar este modelo”.

“¿Por qué no recordamos que nuestra red de subterráneos fue vanguardia y que hoy es una de las peores de la región?”, preguntó y aseveró que “este Gobierno va diseñando un modelo de Estado totalmente servil a los empresarios, que se ofrece a empresas que tienen clientela cautiva y que no tienen la capacidad de demostrar que han sido eficaces”.

A su turno la kirchnerista Paula Penacca argumentó que “esta es una oportunidad de mejorar el sistema y de la manera en la que se brinda este servicio a los usuarios, pero estamos desaprovechando la oportunidad” y consideró que “con este proyecto no está habiendo ningún cambio, no hay ninguna exigencia para que -la nueva empresa que maneje el servicio- se deba invertir en mejoras edilicias y de los coches que se utilizarán”.

Sobre esta misma línea criticó el lapso de tiempo por la que se extenderá la nueva licitación, ya que “desde el FpV nos parece un plazo excesivo darle la posibilidad a la empresa de manejar el servicio durante 15 años, sobretodo teniendo en cuenta que no se le estará exigiendo una inversión”.

A su vez la presidenta del bloque Suma+, María Inés Gorbea, afirmó que “la finalización con Metrovías nos dio la posibilidad de pensar que tipo de subte queríamos, pensar en cuales fueron los aciertos y los desaciertos a lo largo de sus 23 años de su gestión” y advirtió que “todas Todas las propuestas que han presentados los bloques de la oposición no han tenido un tratamiento adecuado”.

“Se está dando un tratamiento cuestionable a este proyecto, ya que con la argumentación que el oficialismo da hace que se salteé el proceso de doble lectura que requiere un proyecto de esta embargadura”, destacó y añadió que “nos llama la atención que el oficialismo no le de la posibilidad a los vecinos de opinar al respecto de esta medida a través de las audiencias públicas, sobretodo teniendo en cuenta de la prédica que realiza al respecto”. Además, sentenció que “cualquier mejora que haya habido en relación al subte ha sido sólo por el esfuerzo de la Ciudad y no porque Metrovías haya realizado un buen trabajo”.

Por su lado la presidenta de la CC ARI, Paula Oliveto Lago, celebró “este debate, es bueno sostenerlo con argumento y que cada uno piensedistinto” aunque señaló que “tenemos pensamientos distintos y nosotros hoy representamos a una mayoría que cree que el servicio tiene que estar dado por una empresa tercerizada, esto no nos tiene que sorprender porque así es la democracia”.

“Es cierto que Metrovías es una empresa cuestionada y que ha llevado la concesión de una manera irregular, pero también es cierto que fue subsidiada con maniobras como las que ha llevado a cabo Julio De Vido”, explicó y aseguró que está “de acuerdo con cada uno de los que critican a Metrovias, es nefasta, quiero un subte mejor y en el que se viaje bien”. No obstante recordó que “a Metrovías la concesión se la dio el peronismo, durante muchos años en la Ciudad gobernó Aníbal Ibarra” y pidió hacerse “cargo de la historia de todos porque sino nos hacemos cargo de esto no vamos a avanzar”.

Por último, indicó que “es un tema controvertido lo de la cantidad de votos pero la Justicia ya había sentado jurisprudencia de que para este tipo de servicios no se necesita mayoría agravada ni un proceso de doble lectura”. En este sentido el socialista Adrián Camps se preguntó “¿nuestro sistema de subte es malo porque la empresa que lo concesiona es mala o porqué el sistema es malo en sí?” y detalló que “los Los subtes pertenecen a la Ciudad de Buenos Aires, en consecuencia lo que el oficialismo plantea es el mantenimiento y la operación, es decir, que las mejoras edilicias las seguiremos teniendo nosotros a cargo”.

“No se entiende cual es el negocio para la Ciudad de Buenos Aires, nosotros hacemos toda la inversión y encima le pagamos a otros para que operen nuestro servicio”, criticó y anunció que “hay cosas que no están previstas, tales como: ¿cuánto le costará a la Ciudad esta concesión? ¿nosotros también nos haremos cargo del mantenimiento de las escaleras mecánicas y de los ascensores?”.

Al respecto el presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte, Claudio Palmeyro, lamentó que “este proyecto no ha tenido prácticamente participación de la Comisión, sin embargo el presidente de la Comisión de Obras ha tomado varias de las modificaciones que nos hubiese gustado a discutir” y explicó que “el subte es central en la organización del tránsito, por eso hubiese sido bueno que se trata también en nuestra comisión”.

Asimismo afirmó que “la falta de debate se debe a que el resultado ya está puesto, porque el oficialismo ya tiene los votos para darle aprobación” y consideró que habría sido positivo “dejar de lado las mezquindades políticas y trabajar en conjunto para poder brindarle a los vecinos un buen servicio; esto no quiere decir que el hecho de estatizar el servicio haga que tengamos un buen servicio”.

Finalmente el presidente de la Comisión de Presupuesto y legislador del Pro, Alejandro García, aseguró que “todos Todos han podido fundamentar cada una de sus posiciones gracias al trabajo que se ha realizado en las Comisiones intervinientes en el tratamiento de este proyecto” y consideró que “la discusión ha girado en torno a si el servicio debe ser privado o público, la realidad es que cada postura tiene un poco de realidad”.

“Es cierto que la Ciudad ha invertido mucho dinero en la compra de nuevos rodados, en inversión de infraestructura pero tenemos que hacer un poco de memoria: desde el 25 de mayo del 2003 hasta el momento que nos tiraron el subte por la cabeza han tenido tiempo para estatizar el servicio, pero ese modelo no existía”, sentenció.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha