Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Miércoles, 22 de Enero de  2020 16:20
calendario

Enero

22

Miércoles

ANTICIPO
ADN - Agencia de Datos y Noticias de Marcos Paz: Sistema Municipal de Medios y Contenidos Públicos - Belgrano 2187 - Marcos Paz - Buenos Aires - (0220) 477 4371 TV PUBLICA DE MARCOS PAZ: Seguinos en Facebook TV Pública Marcos Paz RADIO PÚBLICA DE MARCOS PAZ - FM 90.7: La Mañana Con Vos. Lunes a Viernes de 9 a 13 hs. Seguila a través de www.radiopublica.marcospaz.gov.ar 
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Defensores de Lula salieron demasiado tarde

Viernes, 18 Marzo 2016 14:20

(adnmarcospaz/Modesto E. Guerrero).-- Maceió es la primera ciudad donde se inició la jornada de protestas, que se registrarán en todo el país contra intentos de golpe de Estado institucional.

Nuestra agencia adn.info adelantó el pasado martes, con información del PT y la CUT, que hoy viernes habrían marchas a favor de Lula y Dilma. Estas comenzaron en Maceió, capital del estado brasileño de Alagoas.

Esta fue la primera ciudad en la que arrancó hoy la jornada de acciones convocadas por el Frente Popular Brasil para apoyar al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, y sostener al debilitado gobierno de Dilma, que según denunció ayer, es víctima "de un golpe de Estado en marcha".

Los actos que se realizan en defensa de la democracia en toda la nación son protagonizados por organizaciones y movimientos sociales, y tiene como punto central la Plaza Centenario, en São Paulo, Brasil.

Atrapado en su mayor crisis gubernamental y hundido en una recesión que este año reducirá el BPI en 3.5% más que el año pasado, el gobierno de Dilma y Lula Da Silva, hacen lo posible para resistir el embate de sus enemigos dentro del propio gobierno, como el PMDB, aliado del PT, pero también en otras instituciones como Triubunal Supremo, el Parlamento y las grandes cadenas de medios informativos.

En medio de una situación social y política tan agudizada, sorprendía ver la inacción del PT y el gobierno en las calles. Esa inacción fue aprovechada por sus opositores para tomarlas con marchas gigantes en unas 16 ciudades desde el domingo pasado.

Luego de cinco días de colapso gubernamental, el gobierno y el PT reaccionaron, con medidas de calle que quizá llegan tarde. Brasil tiene instituciones enfrentadas como no se veía desde 1964, el año del último golpe militar de ese país. Además, está en marcha un proceso de juicio a la presidenta desde el Parlamento, pero lo determinante, es que tanto el PT como el gobierno fueron asaltados por una movilización callejera que no cesa en pedir la salida inmediata de la Presidenta y el PT del poder.

Aunque algunas pancartas piden la intervención de los militares en el conflicto político, la realidad es que estas han preferido cumplir un rol auxiliar en la preservación de la seguridad alrededor de los edificiones del Gobierno. Lo que está en marcha es una crisis gubernamental aguda del PT y el lulismo, rechazado por amplias capas de la población debido a sus políticas económico-sociales casi neoliberales, el descuido de la juventud y el Amazonas.

Estos hechos son potenciados por los medios opositores, que son mayoría en ese país. El instrumentro de sensibilización que usan son los escandalosos casos de corrupción, como Lavajato y Petrolao, los más conocidos. Esa corrupción benefició a las principales empresas capitalistas del país y a unos 100 empresarios argentinos que proveen servicios la empresa petrolera y otras.

El problema saltó del nivel judicial al político y de ahí a la directa crisis de gobierno, cuando Lula quedó en el centro de uno de los juicios de malversación de dinero de PetroBras.  Antes de Lula, altas autoridades del PT, como José Dirceu,  quien fuera la mano derecha de Lula desde 1995, fue condenado  junto a otras personalidades del PT.

Este fenómeno de corrupción lamentablemente ha acompañado la gestión de cada uno de los gobiernos progresistas de América latina. Al mismo tiempo que sacaban a millones de pobres de la miseria, el desempleo, y los incluían en la economía del consumo, muchos de sus funcionarios y dirigentes creyeron legítimo acumular masas de dinero público para las tareas políticas.

Los dos primeros gobiernos del PT, con Lula al frente lograron elevar el nivel de consumo y bienestar a casi 30 millones de personas de la clase obrera y pobre, incrementando el tamaño de la históricamente pequeña clase media de Brasil.

Lo que no calcularon, ni Lula ni los dirigentes del PT, que participaron de esas operaciones ilegales con Petrobras y otras grandes empresas privadas, como Camargo y Odebrecht, es sus enemigos políticos, varios de ellos aliados en el gobierno, como el PMDB, aprovecharían esas fisuras para colocarlos en el centro del escándalo y echarlos del poder. Este es el objetivo. Habrá que esperar las próximas horas para saberlo.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha