Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Martes, 19 de Noviembre de  2019 02:59
calendario

Noviembre

18

Lunes

ANTICIPO
GUIÑO DEL FRENTE DE TODOS AL RADICALISMO: Alberto Fernández realizó un homenaje a Raúl Alfonsín a 36 años de la recuperación de la democracia TRANSICIÓN PROVINCIAL: Axel Kicillof se reúne con María Eugenia Vidal BOLIVIA: Evo gana las elecciones pero no pudo evitar la segunda vuelta
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

OPINIÓN// Pascualina Cursio / El FMI y el desarrollo de las desigualdades en el mundo

Viernes, 18 Octubre 2019 04:38

(adnmarcospaz // Pascualina Cursio).-- El paquetazo de medidas neoliberales consensuado en Washington, no por casualidad, consiste en la liberación de todos los precios y en la congelación de los salarios, léase la ampliación de la brecha precio-salario, entiéndase mayor explotación bajo el manto de la “productividad”, compréndase profundización de las desigualdades y por lo tanto de la pobreza.

Resultado de imagen para Pascualina Curcio         La profesora y economista Pascualina Cursio es una de las principales intelectuales del movimiento bolivariano en Venezuela.
   La receta incluye la disminución del Estado hasta hacerlo mínimo. Por eso la insistencia en las privatizaciones. Mostrándose bondadosos engañan con la incorporación de las denominadas políticas sociales focalizadas y compensatorias dirigidas a las “poblaciones vulnerables”, a los que están en pobreza extrema, no para que salgan de ésta, sino para que medio subsistan.

El endeudamiento por parte del Estado para auxiliar a los capitales privados, deuda que además debe pagar la clase asalariada trabajando más duro, es la guinda en la receta.
Venezuela

Entre 1980 y 1998 la pobreza extrema aumentó 132% en Venezuela. La pobreza general alcanzó el 61% en 1996. Había cada vez más pobres a pesar de que la economía creció 52% durante el mismo período. La desigualdad aumentó 18%.
                                                       Resultado de imagen para El FMI y el desarrollo de las desigualdades en el mundo
Arrodillados ante el FMI, los gobiernos de turno aplicaron al pie de la letra la receta: congelaron los salarios, liberaron los precios, desfinanciaron la administración pública para justificar la privatización de la salud, educación, universidades, electricidad, comunicaciones, y hasta la industria petrolera en una supuesta “apertura”. Por si fuera poco, endeudaron al pueblo para auxiliar a los bancos que se vieron en “crisis” en 1994.

Entre 1999 y 2015 la pobreza extrema disminuyó 55%. La explicación no es solo el 43% de crecimiento económico que se registró durante ese período, sino sobre todo la disminución de 22% de la desigualdad. De manera soberana, amparados con una nueva Constitución que contempla un sistema de justicia social e igualdad, se revirtió la privatización. Se fortaleció la prestación de estos servicios por parte del Estado, se le sumaron las misiones y grandes misiones, se controlaron los precios y se ajustaron los salarios, pero sobre todo, en el tránsito hacia el socialismo bolivariano del siglo XXI se promovieron, aunque de manera incipiente (por ahora) otros modos de producción: comunales, colectivos y estadales.

La lucha por la verdadera igualdad debe trascender la solicitud de reivindicaciones para cerrar la brecha entre precios y salarios. La lucha por la igualdad debe ser más que el solo combate contra las medidas del FMI, que en definitiva, se enmarcan en el capitalismo generador de desigualdades y de pobreza. La lucha de los pueblos debe buscar incidir sobre el origen de la desigualdad. Debe orientarse a cambiar los modos de propiedad de los medios de producción. Esto, el pueblo venezolano lo tiene claro.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha