Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

this key does not exist

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Viernes, 19 de Abril de  2019 17:22
calendario

Abril

19

Viernes

ANTICIPO
DESINTERACIÓN REGIONAL: Brasil anunció su salida de la UNASUR DENUNCIAN A LAURA ALONSO: La titular de la Oficina Anticorrupción fue denunciada luego de afirmar que no es querellante contra el Gobierno para que no la acusen de encubridora. UNIDAD DE LOS TRABAJADORES: APLA anunció que se suma al paro del 30 de abril
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

12 de abril de 1873 – Alegato de Martí reclamando la Independencia de Cuba

Viernes, 12 Abril 2019 10:45

Martí, había bebido de las enseñanzas morales y libertarias de la generación de maestros e intelectuales surgida en Cuba en el primer cuarto del siglo XlX en torno al pensamiento del presbítero Félix Varela. A él lo conceptuó como " el primero que nos enseñó a pensar".

Varela y sus sucesores se nutrieron de la Ilustración y del ejemplo de la revolución norteamericana, pero inspirados en las ideas de Simón Bolívar y en la ética cristiana primigenia fueron más lejos al pronunciarse por una república donde todos fueran iguales de veras. Al revés de la burguesía cubana de entonces, que no se puso al frente de la lucha independentista por el temor a una revolución social de los esclavos de origen africano como la precursora ocurrida en Haití, estos hombres vieron muy claro que la independencia debía estar unida al fin de la esclavitud. Sin este precedente moral no se entendería la trascendental decisión de liberar a sus esclavos tomada por los padres de la nación cubana. A ellos no les fue difícil comprender que una guerra de independencia tardía y larga únicamente podía triunfar si emancipaba a la gran masa de negros y la incorporaba a la contienda junto al resto de la población humilde, en pie de igualdad con los combatientes de origen acomodado. Martí hizo suyas y desarrolló estas ideas en su programa latinoamericanista, antimperialista y ultrademocrático.

Martí está en el destierro desde enero de 1871. Aún sufre del tumor provocado por el roce de la cadena del odioso presidio. Ha escrito ya "El presidio político en Cuba", cruda denuncia, acusación certera del inhumano proceder.
Pero hay más indignación y dolor en su alma, aunque a la compañía de un grupo de cubanos desterrados como él se suma su entrañable amigo Fermín Valdés Domínguez, que le sirve de apoyo, su felicidad no es plena.
Ha abdicado el rey Amadeo de Saboya, es proclamada en España la república, y tres días después elabora "La República española ante la revolución cubana", alegato reclamando el derecho de Cuba a la independencia, que en esta fecha aparece reproducido en el periódico sevillano "La cuestión cubana".
Por ello fue inspirador y maestro de los más consecuentes socialistas marxistas de la isla en el siglo xx. Quien lea el alegato de Fidel Castro en el juicio por el asalto al cuartel Moncada se dará cuenta que las inmensas aspiraciones de justicia social y autodeterminación en él contenidas enlazan armónicamente con el ideal socialista y, a la vez, hunden su raíz en la historia de Cuba y en el pensamiento de Martí. Ello explica que las ideas martianas nutrieran más tarde la edificación del socialismo en la isla sobre bases profundamente inclusivas, humanistas y democráticas, contrarias a exponer a la sociedad al libre juego de la oferta y la demanda, a aceptar fórmulas excluyentes de los más desprotegidos y favorables al ejercicio de un internacionalismo auténtico.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha