Clima

*

Despejado

0 °C
SO 0 km/h

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Domingo, 24 de Junio de  2018 09:16
calendario

Junio

24

Domingo

ANTICIPO
MÁS DEUDA: Caputo volvió a anunciar la toma de deuda mediante la emisión de dos Letras del Tesoro Nacional por 760 millones de dólares PARO DOCENTE: Docentes bonaerenses anunciaron un paro para el próximo miércoles. SUBTE: Los trabajadores del subte comenzaron una nueva semana de paros y medidas de protesta
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Bolivia suspende el pago de la deuda externa.

Lunes, 11 Junio 2018 09:02

Bolivia retornó a la democracia en octubre de 1982. El nuevo gobierno recibió una economía en crisis y con una deuda externa mayor al PIB. Todo indica que los gobernantes no percibieron la gravedad de la situación, pues ofrecieron superarla en 90 días.
Es en este período cuando el país debe hacer los pagos más elevados de toda la historia por la deuda externa. Entre 1983 y 1985 se pagó un total de 921 millones y se recibieron como desembolsos 366 millones, lo que da como resultado una transferencia al exterior de 555 millones de dólares en sólo 3 años. Es importante señalar que en estos 3 años se pagómucho más que en 8 años del gobierno de Banzer. De los 921 millones, 519 fueron solo intereses, más que el pago a la amortización del capital que fue de 402 millones. Esto quiere decir que, a pesar de pagar más de 900, la deuda disminuyó sólo en 402 millones de dólares.
En 1983 se pagaron 343 millones, el monto más alto de la historia hasta 1998, cuando se abonaron 355 millones de dólares. Estos pagos equivalen al 41% de todas las exportaciones en ése año. La tasa de interés que cobraron efectivamente los bancos privados alcanzó al 16.7%, semejante salida de divisas ocasionó una aguda escasez que generó la devaluación de la moneda nacional y la hiperinflación. La pérdida del salario real fue del 51% en sólo tres años.
La Central Obrera Boliviana (COB) decidió en ese contexto convocar a una huelga general, la que concluiría al llegar a un acuerdo con el Gobierno del presidente Hernán Siles Zuazo por el que éste se comprometía a suspender el pago de las autorizaciones e intereses de la deuda exterior de Bolivia, así como a conceder a los trabajadores una subida salarial del 30% con efectos retroactivos, y a abrir nuevas vías para la renegociación de la escala móvil de salarios y a congelar los precios de algunos artículos básicos. Por el acuerdo alcanzado, Bolivia suspendió el pago de la parte de su deuda exterior contratada con bancos comerciales extranjeros. La posición sindical era, sin embargo, que el país debía suspender totalmente el cumplimiento de sus compromisos financieros exteriores, y no por un plazo determinado, sino por el tiempo que la situación económica exigiera

Bolivia retornó a la democracia en octubre de 1982. El nuevo gobierno recibió una economía en crisis y con una deuda externa mayor al PIB. Todo indica que los gobernantes no percibieron la gravedad de la situación, pues ofrecieron superarla en 90 días.
Es en este período cuando el país debe hacer los pagos más elevados de toda la historia por la deuda externa. Entre 1983 y 1985 se pagó un total de 921 millones y se recibieron como desembolsos 366 millones, lo que da como resultado una transferencia al exterior de 555 millones de dólares en sólo 3 años. Es importante señalar que en estos 3 años se pagómucho más que en 8 años del gobierno de Banzer. De los 921 millones, 519 fueron solo intereses, más que el pago a la amortización del capital que fue de 402 millones. Esto quiere decir que, a pesar de pagar más de 900, la deuda disminuyó sólo en 402 millones de dólares.
En 1983 se pagaron 343 millones, el monto más alto de la historia hasta 1998, cuando se abonaron 355 millones de dólares. Estos pagos equivalen al 41% de todas las exportaciones en ése año. La tasa de interés que cobraron efectivamente los bancos privados alcanzó al 16.7%, semejante salida de divisas ocasionó una aguda escasez que generó la devaluación de la moneda nacional y la hiperinflación. La pérdida del salario real fue del 51% en sólo tres años.
La Central Obrera Boliviana (COB) decidió en ese contexto convocar a una huelga general, la que concluiría al llegar a un acuerdo con el Gobierno del presidente Hernán Siles Zuazo por el que éste se comprometía a suspender el pago de las autorizaciones e intereses de la deuda exterior de Bolivia, así como a conceder a los trabajadores una subida salarial del 30% con efectos retroactivos, y a abrir nuevas vías para la renegociación de la escala móvil de salarios y a congelar los precios de algunos artículos básicos. Por el acuerdo alcanzado, Bolivia suspendió el pago de la parte de su deuda exterior contratada con bancos comerciales extranjeros. La posición sindical era, sin embargo, que el país debía suspender totalmente el cumplimiento de sus compromisos financieros exteriores, y no por un plazo determinado, sino por el tiempo que la situación económica exigiera

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha