Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Miércoles, 19 de Febrero de  2020 23:58
calendario

Febrero

19

Miércoles

ANTICIPO
ADN - Agencia de Datos y Noticias de Marcos Paz: Sistema Municipal de Medios y Contenidos Públicos - Belgrano 2187 - Marcos Paz - Buenos Aires - (0220) 477 4371 TV PUBLICA DE MARCOS PAZ: Seguinos en Facebook TV Pública Marcos Paz RADIO PÚBLICA DE MARCOS PAZ - FM 90.7: La Mañana Con Vos. Lunes a Viernes de 9 a 13 hs. Seguila a través de www.radiopublica.marcospaz.gov.ar 
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Desarrollan nueva oleaginosa en la Facultad de Agronomía de la UBA

Martes, 09 Junio 2015 08:36

(Con info de la Facultad de Agronomía/UBA).-- Pese a que se espera una menor superficie sembrada, esta oleaginosa invernal crece desde hace cinco campañas con mejoras en genética y manejo.

Reseñan los comunicadores Rodolfo Zibell y Juan Manuel Repetto, de la FAUBA, que su aceite posee una excelente calidad, con beneficios para la salud humana. En la Argentina, donde aún tiene poca difusión, lentamente comenzó a generar un mayor interés y perspectivas de crecimiento. Investigadores trabajan para generar información agronómica y para alentar su siembra y su consumo.

 El aceite de colza doble cero o canola es el tercero más consumido en el mundo -después de los de palma y de soja-, valorado por su alta calidad y sus características excepcionales para la salud humana. Hace sólo dos campañas, su siembra alcanzó un récord cercano a 100.000 hectáreas, al tiempo que se aumentaron los rendimientos y la capacidad industrial, y se estableció un mercado con precios más transparentes.

El aceite de colza es muy saludable por su bajo contenido de ácidos grasos saturados (que afectan al sistema cardiovascular) porque tiene un alto contenido de ácido oleico (omega 9) y buena relación omega 3/omega 6.

Esto afirma la docente de la cátedra de Cerealicultura de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de Buenos Aires (FAUBA), Déborah Rondanini, investigadora adjunta del Conicet y miembro de un grupo de estudio que busca generar información agronómica, así como alentar su siembra y el consumo.

Con el objetivo de ofrecer una herramienta para mejorar el manejo del cultivo y asistir a la toma de decisiones de productores y asesores técnicos, el grupo de estudio sobre colza desarrolló el software Crono Canola (disponible en internet de manera libre y gratuita, ingresando a cronos.agro.uba.ar).

Se trata de un modelo de simulación que permite predecir, de manera sencilla, la ocurrencia de distintos eventos fenológicos del ciclo del cultivo para una amplia variedad de cultivares comerciales disponibles en el mercado argentino, y tomar con mayor certeza decisiones anticipadas de manejo.

Según indicó la especialista a Argentina Investiga, la colza tiene condiciones agronómicas y comerciales para aumentar la producción.

Además de las mejoras en genética y manejo, que elevaron los rindes promedio del cultivo en el país a 1.800 kg/ha, respecto de los 1.400 kg/ha históricos, es el único cultivo oleaginoso que se siembra en invierno (con lo cual permite proveer a la industria aceitera en épocas de capacidad ociosa) y representa una alternativa a la rotación trigo/soja, con la ventaja de liberar el lote un mes antes que los cereales invernales y dejarlo disponible para sembrar un cultivo de segunda más temprano.

“Su sistema radical permite extraer agua y nutrientes de estratos más profundos que los cereales de invierno, y pierde las hojas temprano en floración, devolviendo nutrientes que rápidamente están disponibles para el cultivo de segunda”, dijo Rondanini, y aseguró que “en algunas zonas también se ha probado con éxito la rotación colza-sorgo”.

Otra ventaja es la expansión del mercado y su menor carga impositiva: “Hoy tenemos más compradores y los precios se convienen en forma transparente”, destacó la docente, y recordó que la colza tiene menos derechos de exportación que sus competidores: su grano tiene un 10% de retenciones, contra el 23% del trigo y el 20% de la cebada.

Los productos industrializados de colza (ricos en aminoácidos esenciales para la alimentación de animales de corral y peces) también tienen menos retenciones: un 5% el aceite y pellet de colza, contra el 13% de la harina de trigo y el 10% de la malta (que luego tiene un 3% de reintegro).

El Día

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha