Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Sábado, 19 de Septiembre de  2020 05:13
calendario

Septiembre

19

Sábado

ANTICIPO
ADN - Agencia de Datos y Noticias de Marcos Paz: Sistema Municipal de Medios y Contenidos Públicos - Belgrano 2187 - Marcos Paz - Buenos Aires - (0220) 477 4371 TV PUBLICA DE MARCOS PAZ: Seguinos en Facebook TV Pública Marcos Paz RADIO PÚBLICA DE MARCOS PAZ - FM 90.7: La Mañana Con Vos. Lunes a Viernes de 9 a 13 hs. Seguila a través de www.radiopublica.marcospaz.gov.ar 
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

5 de diciembre de 2000 – La justicia italiana condena a perpetua a los genocidas Suárez Masón y Santiago Riveros.

Jueves, 05 Diciembre 2019 07:57

Los ex generales Carlos Guillermo Suárez Mason y Santiago Omar Riveros fueron condenados ayer a cadena perpetua por un tribunal italiano, que los encontró culpables del asesinato de siete ciudadanos italo-argentinos y la desaparición de un bebé durante los años de la última dictadura militar. Para el ex jefe de la Prefectura Naval Carlos Gerardi y cuatro de sus oficiales subordinados, Luis Porchetto, Alejandro Puertas, Roberto Rossin y Héctor Maldonado, el Segundo Tribunal Criminal de Roma pidió una pena de 24 años de prisión por su participación en el homicidio del sindicalista Martino Mastinu y solicitó la absolución de los cinco militares por el asesinato de Mario Marras aduciendo falta de pruebas.
Luego de casi tres horas de expectativa, la lectura de la sentencia por parte del presidente de la Corte de Assise Mario D’Andria, fue saludada con aplausos en el aula bunker de Rebibbia, conocido escenario de los juicios contra jefes mafiosos y ex miembros de las Brigadas Rojas. “Esta condena que es para pocos militares es para todos los genocidas, y esta justicia que es para pocos familiares es para los 30.000 desaparecidos”, decía exultante Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas, recordando que faltaban pocas horas para el inicio de la Marcha de la Resistencia a miles de kilómetros, en la Plaza de Mayo. “Es una victoria, no nos han vencido, no perdimos la lucha por nuestros hijos”, se emocionaba Lita Boitano, de Familiares de Desaparecidos, pionera en la búsqueda de justicia en Italia iniciada veinte años atrás.
La tensión había pasado y los familiares de las ocho víctimas presentes en el aula dejaban andar sus emociones. Se abrazaban, lloraban, felicitaban al fiscal Francesco Caporale y a sus abogados, Marcello Gentili y Giancarlo Manica. Pedían fotocopias de la sentencia a la secretaria del Tribunal para guardar como recuerdo de un día histórico. El fiscal Francesco Caporale se sentía satisfecho. La resolución de la Corte era casi una copia de lo que había solicitado en su alegato.
Suárez Mason, se encontraba por aquellos años bajo arresto domiciliario en Argentina, fue condenado a reclusión perpetua por los asesinatos de Pedro Mazzocchi, Norberto Morresi, Luis Fabri, Daniel Ciuffo y Laura Carlotto y por la desaparición de su hijo Guido.

Los ex generales Carlos Guillermo Suárez Mason y Santiago Omar Riveros fueron condenados ayer a cadena perpetua por un tribunal italiano, que los encontró culpables del asesinato de siete ciudadanos italo-argentinos y la desaparición de un bebé durante los años de la última dictadura militar. Para el ex jefe de la Prefectura Naval Carlos Gerardi y cuatro de sus oficiales subordinados, Luis Porchetto, Alejandro Puertas, Roberto Rossin y Héctor Maldonado, el Segundo Tribunal Criminal de Roma pidió una pena de 24 años de prisión por su participación en el homicidio del sindicalista Martino Mastinu y solicitó la absolución de los cinco militares por el asesinato de Mario Marras aduciendo falta de pruebas.
Luego de casi tres horas de expectativa, la lectura de la sentencia por parte del presidente de la Corte de Assise Mario D’Andria, fue saludada con aplausos en el aula bunker de Rebibbia, conocido escenario de los juicios contra jefes mafiosos y ex miembros de las Brigadas Rojas. “Esta condena que es para pocos militares es para todos los genocidas, y esta justicia que es para pocos familiares es para los 30.000 desaparecidos”, decía exultante Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas, recordando que faltaban pocas horas para el inicio de la Marcha de la Resistencia a miles de kilómetros, en la Plaza de Mayo. “Es una victoria, no nos han vencido, no perdimos la lucha por nuestros hijos”, se emocionaba Lita Boitano, de Familiares de Desaparecidos, pionera en la búsqueda de justicia en Italia iniciada veinte años atrás.
La tensión había pasado y los familiares de las ocho víctimas presentes en el aula dejaban andar sus emociones. Se abrazaban, lloraban, felicitaban al fiscal Francesco Caporale y a sus abogados, Marcello Gentili y Giancarlo Manica. Pedían fotocopias de la sentencia a la secretaria del Tribunal para guardar como recuerdo de un día histórico. El fiscal Francesco Caporale se sentía satisfecho. La resolución de la Corte era casi una copia de lo que había solicitado en su alegato.
Suárez Mason, se encontraba por aquellos años bajo arresto domiciliario en Argentina, fue condenado a reclusión perpetua por los asesinatos de Pedro Mazzocchi, Norberto Morresi, Luis Fabri, Daniel Ciuffo y Laura Carlotto y por la desaparición de su hijo Guido.

Artículos Relacionados en Derechos Humanos

El Día

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha