Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Jueves, 5 de Diciembre de  2019 19:14
calendario

Diciembre

5

Jueves

ANTICIPO
ADN - Agencia de Datos y Noticias de Marcos Paz: Sistema Municipal de Medios y Contenidos Públicos - Belgrano 2187 - Marcos Paz - Buenos Aires - (0220) 477 4371 TV PUBLICA DE MARCOS PAZ: Seguinos en Facebook TV Pública Marcos Paz RADIO PÚBLICA DE MARCOS PAZ - FM 90.7: La Mañana Con Vos. Lunes a Viernes de 9 a 13 hs. Seguila a través de www.radiopublica.marcospaz.gov.ar 
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Carta de un Soldado de Malvinas sobre el "desfile" militar de Macri

Jueves, 11 Julio 2019 06:02

(adnmarcospaz // Miguel Ángel Trinidad, Ex Combatiente en Malvinas).-- En su Carta Pública el ex soldado dice: Soy Miguel Ángel Trinidad, Ex Soldado Combatiente en Malvinas, pertenecí al Regimiento de Infantería Mec.3 Gral. Belgrano.

Resultado de imagen para Miguel Ángel Trinidad, Ex Combatiente en Malvinas Miguel Ángel Trinidad, Ex Combatiente en Malvinas
Ese mismo 1982 junto a un puñado de ex soldados conformamos la primera organización que agrupo a quienes estuvimos en Malvinas: el Centro de Ex Soldados Combatientes en Malvinas de la entonces Capital Federal. Fungí como uno de sus responsables hasta 1987. Desde hace 30 años resido fuera de la Patria y trato de viajar por temas familiares la mayor cantidad de veces que mis labores me lo permiten.  El 9 de Julio del 2016 viaje desde Caracas solo para participar del desfile del 9 de julio.

En esa oportunidad decidí participar del desfile de los VGM organizado por el gobierno de Macri. Varios viejos compañeros me criticaron. Les respondí con una exegesis sobre las Diez razones por las que con orgullo y dignidad decidí participar del mismo a pesar de ser convocado por el gobierno más anti nacional que haya tenido la Argentina.

No me arrepiento de haber lucido mi boina, mi pin de Ex Soldado, la Medalla que nos otorgó el Congreso de la Nación,  de haberme reencontrado con viejos compañeros y familiares, con ex suboficiales y oficiales, algunos de gran valía, otros con quienes más allá de nuestras diferencias de ideas, nos une el haber tenido el privilegio de haber estado allí en Malvinas cumpliendo con nuestro deber.

¿Por qué participe del desfile? 10 razones.

La participación del domingo 10Jul16 de ex soldados combatientes en Malvinas y militares veteranos de guerra, como así también de ex militares cuestionados por violaciones a los DDHH genero una polémica en general y en el segmento social o grupo identitario de los ex combatientes/veteranos de Malvinas en particular.

A continuación los motivos:

1. Participe por el derecho de hacerlo y por el orgullo que siento por mi condición de ex soldado combatiente en Malvinas. Espere 34 años. Además, el Bi Centenario es de todos, no es patrimonio del gobierno de turno.

2. Respeto la opción de no haber participado del desfile de varios de mis compañeros combatientes en Malvinas y de antigua militancia en las primigenias organizaciones de ex soldados combatientes. Comprendo sus razones; aunque no comparta la forma que la exteriorizan, algunos de ellos, entrañables compañeros y amigos. Pero también debe respetarse a quienes optamos por participar: desfilamos, cada uno desde su perspectiva heterogénea pero convergente en cuanto a los sentimientos de viejos camaradas y en el amor a la Patria. Debo admitir que las dudas y cavilaciones me asaltaron horas antes de sacar el pasaje que me llevaría a Argentina ese fin de semana. La duda –lejos de ser “una jactancia de los intelectuales”- es la virtud de saber que tenemos opciones y que estas se toman porque pensamos, razonamos y sopesamos nuestros actos.?

3. El desfile de los que estuvimos en Malvinas y la oportunidad de que la ciudadanía nos tributara su afecto y reconocimiento era una asignatura pendiente de los gobiernos y por ende del Estado Nacional, desde 1982. Entonces la pregunta no es si teníamos que asistir o no porque Macri la convocaba, sino ¿Por qué durante 34 años los sucesivos gobiernos no lo hicieron? La pregunta no es ¿asistir o no a una convocatoria del gobierno más antinacional y entreguista de la historia nacional contemporánea?, sino ¿por qué no lo hicieron los gobiernos nacionales y populares? Durante 34 años dijimos que el Estado argentino nos ocultó, nos ninguneo y se avergonzó de nuestra condición y existencia. Esta fue una ocasión para decir sin vergüenza alguna: acá estamos.

4. Tenía dos opciones en el desfile: sumarme a alguna agrupación de ex soldados o al núcleo de mi antiguo Regimiento: opte por lo último. Allí no se hizo presente ninguno de los estaqueadores y miserables, que yo recuerde. Si los hubiera visto, los hubiera despreciado (de algunos guardo diamantina memoria, por algo no fueron), y me hubiera separado del grupo. Todos los que participaron, según mis recuerdos, soldados, cuadros y el Jefe de Unidad, era gente de correcta conducta en 1982. Teniendo en cuenta la polémica desatada, siento que debo referirme a algo personal: tempranamente en 1984 denuncie públicamente a un Capitán por haber estaqueado a un compañero, el Oficial me respondió con una intimación judicial a la respondí redoblando la apuesta y éste se fue a “Barajas”. Quienes me conocen desde hace 34 años saben cuánto acoso y persecución de los servicios de inteligencia fui objeto desde 1982. Milite activamente contra la dictadura, contra el alfonsinismo des - malvinizador y contra el menemismo claudicante de los Acuerdos de Madrid. Por lo que haber desfilado el 10 de julio no me hace solidario con violadores de los DDHH, golpistas, y traidores.

5. Cuando el 2 de Abril de 1984 en ocasión de la gran marcha del Centro de Ex Soldados Combatientes en Malvinas que organizamos, lo hicimos vistiendo nuestros uniformes. Ante esta simbología un periodista español nos preguntó por qué lo hacíamos si tal indumentaria representaba la tenebrosa noche de la dictadura. Le respondí: “Con este uniforme no secuestramos ni torturamos argentinos, ni mujeres embarazadas, ni llevamos a cabo golpes de Estado. Con este uniforme defendimos la Patria con los medios que el Estado nos dio. Por consiguiente tenemos más derecho y legitimidad de usarlos que los Generales y varios militares de profesión, y estamos muy orgullosos de lucirlos”.

El dilema moral no es de quienes desfilamos con nuestras boinas o distintivos el domingo pasado, sino de aquellos a quienes les cabe el sayo de violadores de DDHH o golpistas que carecen de legitimidad de origen y ejercicio al vestir indignamente el uniforme que nos legara el Gral. José de San Martin: “La Patria no hace al soldado para que la deshonre con sus crímenes, ni le da armas para que cometa la bajeza de abusar de estas ventajas ofendiendo a los ciudadano con cuyos sacrificios se sostiene” José de San Martin, Cuartel General de Mendoza, 4 de setiembre de 1816.

6. Alguien escribió que el desfile del Bi Centenario fue el regreso de las paradas militares de 1976. Puede que la intención de algunos organizadores haya sido esa precisamente, en sus ansias restauradoras de un país para unos pocos, intolerante y clasista. Pero el resultado no lo fue: lo más relevante e inconmensurablemente emocionante fue el tributo de la población a quienes combatimos en Malvinas, a los familiares de caídos, a los civiles de mar y aire que estuvieron en el TOAS, y a las enfermeras veteranas. Si el Bi Centenario refiere a la liberación de las cadenas del Imperio español, el desfile de los malvineros recordó a todos que una porción de nuestra Patria en la actualidad, aún está ocupada por otro imperio.

7. En 1982 participe de la Guerra de Malvinas no para defender a un gobierno ilegitimo, sino a la Patria; el domingo no desfile por ni para el actual Presidente, sino para recibir y retribuir a la ciudadanía un saludo que tardo 34 años en tener lugar y por el orgullo de ser argentino y ex soldado combatiente en Malvinas. Galtieri, como Comandante del Ejército no estuvo a la altura de la guerra. Macri, no estuvo a la altura del evento conmemorativo que su misma administración convoco. El primero no valoro ni evaluó las consecuencias de sus decisiones, el segundo evaluó que estaba muy cansado para asistir.

8. Si nuestros postulados y paradigmas no los confrontamos con la realidad, que es polémica y compleja, estos no se foguean ni adquieren entidad. Uno da prioridad a lo que considera lo más relevante según las circunstancias, sin que por ello se obvien otras banderas trascendentes como la verdad histórica, la memoria y la justicia. La contradicción principal sigue siendo que el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte ocupa nuestro territorio, que nos invadió, que cometió crímenes de guerra en 1982 y que mantiene una base militar descomunal en las islas.
La contradicción secundaria: las cuentas pendientes internas que bajo distintas modalidades –individual o colectivamente- tratamos de saldar. El domingo pasado opte por la contradicción principal, fiel a las ideas que abrace hace tres décadas: el nacionalismo popular y revolucionario. Porque (parafraseando a un ex Presidente argentino) primero está la Patria, luego las formas organizativas y políticas que elegimos para expresarnos y luchar, y por último, las individualidades con nuestras lecturas y formas de abordar la realidad política nacional y social, y también, por supuesto, nuestros recuerdos.

9. El domingo, muy a pesar de su supuesto mentor, estuvo presente la Causa y la Cuestión Malvinas, en tanto sentimiento histórico y objetivo nacional, es decir La “Malvinidad”, espacio de la Nación Compartida donde nos encontramos todos los argentinos -y en particular los malvineros que pensamos tan variada y diversamente como es de plural la conformación política de la opinión pública, como así también en tonos de confrontación a partir de nuestras ideas y postulados políticos e ideológicos. Es decir que La Malvinidad es transversal a la derecha clásica liberal, la  nacionalista, la izquierda liberal tradicional, la izquierda nacional, los movimientos nacionales y populares, pasando por supuesto por los ámbitos más concretos como nichos castrenses que añoran la vigencia de viejas épocas y doctrinas; la religiosidad en su vertiente confesional católica en particular como así también algunos de los reservorios políticos de lo que fue un sector de la antigua guerrilla argentina.

10. El domingo Galtieri, Macri y las personas acusadas de violaciones a los DDHH, fueron árboles secos condenados al alcantarillado de la historia. El bosque de la Patria, inconmensurable y vigente, es el que guardo en mi retina, en mis recuerdos y en mi dignidad. ¡Viva La Patria! La tuya y la mía, esa que no nos resignamos a que sea una colonia.

Buenos Aires vísperas del 9 de julio del 2019.

Hoy recién llegado hace escasos días de visita a la patria, una de mis nietas me pregunto por el desfile y me sentí tentado en volver a participar, a pesar de lo que ya a estas alturas es repulsa total la que siento por la actual administración de gobierno de la  Argentina en materia de Defensa Nacional, por solo nombrar la naturaleza del tema que nos ocupa.

Entre la encrucijada que me plantea mi nieta (admiradora por propia iniciativa del Gral. San Martin, con sus apenas 6 añitos) y mi poca predisposición de ser un objeto decorativo de este 9 de Julio, decidí comunicarme con un antiguo compañero de regimiento y de militancia en las primeras organizaciones de ex soldados combatientes en Malvinas, con quien me une un viejo camino recorrido, no exento de inconvenientes pero por sobre todo de coincidencias históricas y rencuentros presentes que se priorizan por sobre diferencias menores.

Su respuesta -contundente-me alienta, lamentablemente, a decidir a no llevar a mi nieta ese día a que me vea desfilar, porque la dignidad está por encima de los sentimientos, aun aquellos que nos provocan esos seres maravillosos que son nuestros nietos.

Las 10 razones por las que NO PARTICIPARE del desfile este año.  En este 9 de Julio de 2019 no participare del desfile por las siguientes razones:

1. Abandono del gobierno en todos los sentidos a su suerte a los 44 tripulantes del ARA San Juan, amén de nunca dar explicaciones coherentes.
2. Porque lleva adelante la política más debilitante de la Cuestión Malvinas como responsables de nuestras relaciones exteriores y porque incumple con el mandato constitucional que refiere a la recuperación de nuestras Islas Malvinas, Georgia, Sándwich del Sur y espacios marítimos circundantes.
3. Porque ha firmado Declaraciones y Memorándums de Entendimiento con la potencia usurpadora de nuestro territorio a cambio no solo de nada, sino que además ofreciéndole varias ventajas.
4. Porque en innumerables ocasiones ha demostrado su desprecio por la Cuestión y por la Causa Malvinas: la lista de defecciones es larga y abarca desde las simbólicas hasta las de fondo.
5. Porque solo utiliza a los VGM como figuras decorativas o para atraer votos de la “familia militar” que incluye a no pocos VGM con la complicidad de algunos que ayer fueron héroes y vendieron su gloriosa historia por un plato de lentejas.
6. Porque ha hipotecado el país como solo lo hacen los vende patrias.
7. Porque desprecia cualquier simbología de respeto a la Patria, él y sus Ceos, perdón, sus ministros. (Estos últimos años no se celebraron as fechas patrias en la embajadas en el exterior, y menos aún se conmemoro el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas), salvo la honrosa excepción de una legación en un país sudamericano que conmemoro el Día Afirmación de nuestros Derechos sobre las Islas Malvinas. No los menciono a los funcionarios, a ver si por mi culpa los sancionan desde el palacio San Martin).
8. Porque ha logrado cooptar a mandos que con deshonra visten el uniforme de la Patria.
9. Porque ahora cuidamos de los intereses de los británicos en materia pesquera y de recursos petroleros como sirvientes de quienes son los okupas de nuestro territorio. .
10. Porque el privilegio que me dio la historia de haber estado vistiendo el uniforme de la patria en 1982 no lo voy a mancillar para que un presidente ni se digne en aguardar el paso de los VGM y se vaya al campo de polo, como lo hizo en 2016, y nos vuelva a menospreciar.

Solo desfilaría, como me lo dijo sabiamente este viejo compañero.....si ciertas condiciones tuvieran lugar, históricas por supuesto.  Parafraseando a un jugador estrella planetaria del futbol, cuando dijo que "la pelota no se mancha", Digo que mucho menos se mancha el uniforme y el privilegio de haber estado allí en suelo malvinero.

Un desfile castrense cumple dos premisas: 1. ser honrados por su pueblo y 2. rendir honores a las autoridades que presiden el acto. Ir a desfilar hoy ante el Presidente Macri - el más des malvinizador de la historia argentina,  adverso a la Cuestión Malvinas y colaborador por acción u omisión con la situación de ocupación de nuestro territorio-   es como si las víctimas  de los campos de concentración de la II GM  fueran a rendir a honores a los jerarcas nazis; como si los defensores de la vida y la familia fueran a rendir honores al odontólogo y asesino Ricardo Barreda de La Plata; como si los africanos originarios  victimas del Apartheid hubieran ido a vivar a los líderes de la minoría blanca que los gobernara; como si las personas abusadas sexualmente de niños participaran de homenajes a sus violadores, como si los afrodescendientes de USA rindieran honores a los de Ku Kux Klan, por solo dar unos ejemplos.  Esto es manchar el uniforme y la propia historia.

Aún así respeto a mis camaradas VGM que decidan participar del mismo modo que deseo respeten mis puntos de vista. El gobierno anterior -influido por algunas corrientes progresistas que no valoran Malvinas en su significancia integral como fenómeno histórico, geopolítico, y trascendental, muchas veces nos hizo a un lado- pero al menos defendía la Cuestión Malvinas como debía en su ámbito de acción que son las relaciones internacionales.

En ocasiones nos trató como víctimas, cuando somos dignos hombres de esa etapa que nos tocó vivir, Una pena. Ojala que si vuelven a gobernar corrijan ese error, que no fue menor.
Pero la actual administración directamente milita en filas de los intereses geopolíticos del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. .Toma como propios los argumentos de los invasores, son benevolentes y colaborativos con ellos, para utilizar una expresión educada.  Viva la Patria este 9 de Julio a pesar de la vergüenza imperante. ¡Malvinas, volveremos ¡

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha