Imprimir esta página

Massa fantasea con el lugar del hombre más deseado

Lunes, 03 Junio 2019 05:12
El País

(adnmarcospaz // Ezequiel Rudman).-- Desde Larreta hasta Cornejo, en Cambiemos salieron a presionar al jefe del Frente Renovador para evitar acuerdo con el peronismo. Volverían las colectoras para oxigenar a Vidal en Buenos Aires.

El smartphone de Sergio Massa ardió este fin de semana. La Casa Rosada salió a jugar su última carta para evitar la unidad del peronismo. Desde llamados de Ministros, y funcionarios de primera línea al ex intendente de Tigre hasta conversaciones de gobernadores de Cambiemos con la dirigencia massista para intentar contener la estampida. El oficialismo ofrece varias opciones en el menú para evitar que Massa se suma a la boleta de Alberto Fernández y Cristina de Kirchner.

Pero Massa ya trazó la hoja de ruta para cerrar una coalición opositora junto al Partido Justicialista: convocatoria formal de partido a partido, acuerdo programático y presentación formal del frente electoral. En el Instituto Patria comenzaron a perder la paciencia con el Frente Renovador pero ya salieron a buscar un hotel en el centro porteño para lanzar formalmente, el martes o miércoles de la próxima semana, el colectivo opositor que enfrentará a Cambiemos.

Mañana, en Escobar, Alberto F. caminará junto al intendente Ariel Sujarchuk en lo que podría ser la primer foto pública del candidato a presidente con el postulante a la gobernación, Axel Kicillof quien ayer fue ratificado por Máximo Kirchner en la fórmula que competiría contra María Eugenia Vidal en provincia de Buenos Aires. Será la segunda bajada formal del ex jefe de gabinete de Néstor y Cristina al conurbano bonaerense después de ir a Merlo -previa reunión con intendentes en Cañuelas-. Además, se recibirá al reelecto gobernador de San Juan, Sergio Uñac.

“Yo le voy a decir alguien que luchó contra una verdadera mafia y es el compañero candidato a gobernador Axel Kicillof que luchó contra los Fondos Buitres. Si hay una mafia que todo lo compra en el mundo, que todo lo aprieta y que compran a los medios de comunicación son los fondos buitres y no lo pudieron comprar”, fue la arenga del diputado de Unidad Ciudadana durante un acto en Morón. El mensaje de Máximo tiene como destinatario directo a Massa. Si bien Alberto F. dio por cerrada la fórmula presidencial con Cristina, dejó abierta la posibilidad de retocar la bonaerense.

En el Instituto Patria no están dispuestos a cederle al jefe del Frente Renovador la candidatura a gobernador y ya comienzan a bajarle el precio de cara al cierre de listas. La expresidente blindó a Axel pero Verónica Magario podría tener un reemplazo como candidata a vicegobernadora. En ese negociación entra Malena Galmarini mientras que a Massa le ofrecen encabezar la boleta de candidatos a diputados nacionales para presidir la Cámara. Además del manejo de organismos descentralizados como YPF o la Anses. También circuló la posibilidad de la Cancillería además de colar legisladores e intendentes en la boleta del frente opositor.

En la Casa Rosada, al menos en el plano público, manda el estatismo electoral. Nada cambia para los estrategas del Poder Ejecutivo Nacional al mando de Marcos Peña. Si Cristina se baja de la candidata presidencial y encabeza Alberto, nada cambia. Si Massa vacía a Alternativa Federal y se suma al kirchnerismo, nada cambia.

“Massa ya está licuado. Nuestro problema es en la provincia de Buenos Aires. Necesitamos que Alternativa Federal tenga un candidato que arrastre cinco o seis puntos en provincia de Buenos Aires para poder colgarle la boleta de María Eugenia (Vidal) gobernadora”. Un funcionario macrista que mensajeó esta semana al jefe del Frente Renovador duda que Massa no termine cerrando el acuerdo con el Partido Justicialista y el kirchnerismo. Su esposa Malena lo empuja a ese camino, también Daniel Vila, el empresario más cercano al candidato, y lo mismo ocurre con los intendentes del FR que necesitan conservar sus territorios.

El primer gesto sensible de Casa Rosada para tenderle un puente de oro a Massa sería que Macri anule este semana por resolución administrativa su propio decreto que prohibió las colectoras. Si no lo fulmina el Presidente, la justicia electoral podría dejarlo sin efecto. Así, Vidal quedaría habilitada para convertirse en “colectora” de presidenciables como Juan M. Urtubey, Roberto Lavagna, José Luis Espert o incluso Juan J. Gómez Centurión.

Pero a los teléfonos de la dirigencia massista llegaron otro tipo de cantos de sirena. Alfredo Cornejo, presidente de la UCR y gobernador de Mendoza, también intervino en la operación para contener a Massa. “No se apresuren, van a terminar cerrando con Cristina y Kicillof para enfrentar a Macri pero Macri no va a ser el candidato. Si juega Vidal para la presidencia Sergio puede ser gobernador de la provincia de Buenos Aires con nosotros”. En esa teoría, y ante la eventual unificación del kirchenrismo y el massismo, también circuló este fin de semana la posibilidad de que la Rosada tire toda la carne al asador con una fórmula Vidal-Larreta.

Enfrente, José Luis Gioja, jefe del PJ a nivel nacional, comenzó a moverse para organizar una mega PASO peronista que contenga a Alberto F., Massa, y de ser necesario, también a Scioli. “Esa PASO puede juntar más del 50% de los votos”, se entusiasman en el peronismo. Hoy el jefe del Frente Renovador regresará de Córdoba y reunirá en sus oficinas porteñas de la avenida Libertador al comando político del Frente Renovador.