Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Domingo, 18 de Agosto de  2019 02:29
calendario

Agosto

17

Sábado

ANTICIPO
MOVILIZACIONES CONTRA EL GOBIERNO: Organizaciones sociales realizan ollas populares exigiendo alimientos para sus comedores. NUEVAS MOVILIZACIONES OPOSITORAS: Los movimientos populares anunciaron nuevas marchas y ollas populares para este miércoles CHILE: Comienza la séptima semana del paro docente
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Moyano y Daer coincidieron en que el paro "fue contundente"

Jueves, 30 Mayo 2019 00:53

(adnmarcospaz / Mariano Martín).-- El secretario general adjunto de Camioneros, Pablo Moyano; y el secretario general de la CGT, Héctor Daer, coincidieron este martes en que el paro de ayerconvocado por la central sindical de la calle Azopardo fue "contundente".

El líder del Sindicato de Trabajadores de la Sanidad afirmó en radio Mitre que "el alcance del paro fue total porque todas las actividades han tomado nota de la gravedad de la situación". También dijo que "el paro no es para hacer un debate sobre el diagnóstico, sino para plantearle al Gobierno que tiene que haber medidas porque la debacle y la caída, es sistemática".

"Hay una realidad en este país, y es que algunos han ganado bastante. Si el Gobierno no toma el toro por las astas, la crisis va a ser cada vez peor".

En tanto, el dirigente camionero analizó que la medida "es la continuidad del paro del 30 de abril y de ese plan de lucha que le veníamos reclamando a la CGT", en relación al cese de actividades realizado por el Frente Sindical combativo, el mes pasado. "Va a ser un paro contundente y ojalá que el Gobierno tome nota", agregó el dirigente en diálogo con FM La Patriada.

El paro nacional de la CGT y opositores, uno de los más contundentes en años, le puso fin ayer a ese tipo de medidas de fuerza en la era de Mauricio Macri y abrió una nueva etapa de la conflictividad sindical, signada por la campaña electoral y protestas que, al menos hasta octubre, tendrán como escenario las calles. La huelga, quinta convocada por la central y sexta con la del grupo de Hugo Moyano el 30 de abril, quedó virtualmente clausurada por ambos sectores como mecanismo de presión hasta las elecciones a no ser que una agudización de la crisis demande reeditarla, según sus referentes.

Las escenas de calles desiertas, fábricas paralizadas, establecimientos educativos cerrados y escasa actividad mercantil bastaron para que los organizadores consideraran cumplidos sus cometidos: amonestar otra vez al Gobierno por su persistencia en el ajuste y anoticiar a la próxima administración de que deberá negociar y cogestionar con el gremialismo tradicional.
Las terminales ferroviarias y del resto del transporte público se vieron desiertas, al igual que buena parte de la actividad fabril, la totalidad de los establecimientos educativos y parte de los comercios y el rubro gastronómico.

Las terminales ferroviarias y del resto del transporte público se vieron desiertas, al igual que buena parte de la actividad fabril, la totalidad de los establecimientos educativos y parte de los comercios y el rubro gastronómico.

Los caminos del sindicalismo dialoguista y del opositor, más cercanos desde que Cristina de Kirchner anunció que secundará en la fórmula presidencial a Alberto Fernández y unidos ayer por el paro, volverán a bifurcarse desde hoy frente al Gobierno. La CGT reanudará su vínculo habitual con funcionarios para las negociaciones de coyuntura (sectores en crisis, mesas por actividad, obras sociales, Consejo del Salario) y el Frente Sindical por el Modelo Nacional (camioneros, bancarios, mecánicos, la Corriente Federal de Trabajadores y las dos CTA) se tomará unos días para delinear una nueva protesta, por ahora una marcha masiva antes de las primarias de agosto.

En el caso de la central mayoritaria la vuelta al diálogo con el Ejecutivo se dará allende las fronteras: será en junio en la ciudad suiza de Ginebra en ocasión del congreso anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cita obligada para todas las expresiones gremiales y también para el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica. En su repartición, de todos modos, aclararon que no hay en carpeta medidas o anuncios relacionados con la agenda de reclamos de los huelguistas.

Por lo demás la dinámica del paro ayer repitió el guión que tuvieron las anteriores protestas en la administración de Cambiemos. Los funcionarios sólo debieron actualizar por inflación el costo de la medida, que ayer situaron en $40 mil millones (en esta ocasión lo enunció abiertamente Nicolás Dujovne), y el resto de las críticas quedaron a cargo de tres voceros: Sica y los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich, y de Transporte, Guillermo Dietrich.

La declaración más altisonante la tuvo una vez más Bullrich, ministra de Trabajo de la gestión de la Alianza, quien sindicó como “muy poco democrático” el accionar sindical por entender que se aplica cuando el partido de gobierno no es el peronismo. “Estamos hartos de los paros”, completó. Dietrich, por su parte, relacionó la contundencia de la huelga con la falta de transporte público y ligó su convocatoria a la campaña electoral. Mientras que Sica marcó como una contradicción que la CGT dijera que el 30 de abril no había motivos para una huelga y que pocas semanas después convocara a una por su cuenta.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha