Clima

*

Despejado

28 °C
ENE 0 km/h

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Sábado, 20 de Enero de  2018 13:17
calendario

Enero

20

Sábado

ANTICIPO
Francisco en Chile: El Papa Francisco oficia su primera misa en suelo chileno. ARA San Juan: Se cumplen dos meses de la desaparición del submarino Milagro Sala: Movilización a dos años de la detención de Milagro Sala.
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

El año parlamentario más "caliente" desde que Macri gobierna en Argentina

Miércoles, 03 Enero 2018 16:28

(adnmarcpspaz//Carolina Ramos).-- Con la victoria de Cambiemos en las urnas y el regreso de Cristina Kirchner al Senado, el Parlamento vivió semanas intensas y aprobó leyes que demandaron altos niveles de consenso. Un recorrido completo por lo que dejó este 2017.

ENERO. El año electoral inició con polémica para el Gobierno. Mientras el Congreso se encontraba en receso, el diario La Nación reveló que el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, había cobrado en 2013 una coima de 600 mil dólares a un operador de la constructora brasilera Odebrecht. Por presión de la oposición, el funcionario se presentó ante la Bicameral de Inteligencia el 2 de febrero para dar explicaciones por el “Lava Jato”.

FEBRERO. El Ejecutivo convocó a sesiones extraordinarias para tratar la reforma de la Ley de Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (ART), que ya había modificada mediante un DNU. Dado que la oposición se encaminaba a rechazar ese decreto, el Gobierno aceptó completar el trámite legislativo, y el proyecto fue sancionado en Diputados el 15 de febrero con 88 votos afirmativos y 22 negativos, al cabo de una sesión que inició con un récord histórico de cuestiones de privilegio: 45. La votación estuvo a punto de fracasar por una sorpresiva resolución dictada por la ANSES en simultáneo al debate, para modificar el cálculo de actualización de la movilidad jubilatoria.

Por ese entonces, también brotaba la polémica por el acuerdo entre el Estado Nacional y el Correo argentino por una millonaria condonación de deuda. El 21 de febrero, el entonces ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, compareció ante la comisión homónima de Diputados y sostuvo que la familia Macri “tiene que pagarle al Estado lo que le debe”. En paralelo, la Comisión Parlamentaria Mixta revisora de cuentas aprobó la intervención de la Auditoría General de la Nación (AGN).

MARZO. Como manda la Constitución, el presidente Mauricio Macri inauguró el 1ro. de marzo el 135° período de sesiones ordinarias. “La Argentina se está poniendo de pie”, dijo, en un discurso que duró una hora. Seis días después, la CGT encabezó una multitudinaria marcha contra el Gobierno a Plaza de Mayo, que terminó en incidentes.

El 22 de marzo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se presentó por primera vez ante la Cámara de Diputados para brindar su informe de gestión, donde polemizó con el kirchnerismo e inmortalizó la frase “¡Háganse cargo!”. Al día siguiente, Parrilli asistió a la Bicameral de Inteligencia por la filtración de comunicaciones telefónicas con la expresidenta Cristina Kirchner. Por otra parte, el Senado sancionó a fin de mes, por unanimidad, la ley de apoyo a la actividad emprendedora y la legalización del cannabis para uso medicinal. Fueron las primeras leyes del período ordinario.

ABRIL. El Gobierno arrancó el mes con viento a su favor, a partir de una movilización masiva con consignas de apoyo a Macri, que fue bautizada como #1A. Pero la actividad parlamentaria recién se activó el 25, con una nueva visita de Peña, esta vez al Senado. La Cámara alta también convirtió en ley, de forma unánime, la gratuidad en las tarifas para usuarios electrodependientes, y sancionó un proyecto que equipara la penetración oral forzada con una violación. En paralelo, en la misma jornada, Diputados aprobó la declaración de emergencia en ocho provincias afectadas por las inundaciones.

MAYO. El quinto mes del año estuvo signado por el inédito fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre el “2x1” para condenados por delitos de lesa humanidad. De inmediato, la oposición reaccionó con múltiples proyectos para limitar el beneficio y el oficialismo dio su aval para avanzar en un texto consensuado. Así fue: el 9 de mayo, Diputados aprobó un proyecto acordado en las bancas para especificar que el 2x1 “no es aplicable” a los crímenes de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra. Al día siguiente, el Senado lo convirtió en ley, mientras se desarrollaba una movilización multitudinaria encabezada por organismos de derechos humanos.

A fin de mes, Peña dio su informe en Diputados, el tercero del año. “Argentina salió de la recesión”, proclamó. El Senado sancionó la quita de la patria potestad a los homicidas de sus parejas y la creación de un programa para jóvenes sin cuidados parentales. La Asamblea Legislativa recibió a Sergio Mattarella, el presidente italiano.

JUNIO. Fue un mes marcado por el cierre de listas, donde tanto Cristina Kirchner como Sergio Massa aguardaron hasta último momento para oficializar sus candidaturas por la provincia de Buenos Aires. El 13 de junio, Cambiemos convocó a una sesión en Diputados para declarar al transporte como “servicio esencial”, a raíz de una huelga en la provincia de Córdoba. Pero no juntó quórum: fueron apenas 80 legisladores.

En otra jornada, la Cámara baja aprobó por unanimidad la Ley de Protección de Víctimas de Delitos, que el Senado había devuelto con cambios. En tanto, Peña asistió a la Cámara alta por segunda vez en el año. En la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, Cambiemos logró dictaminar una declaración en repudio a la crisis en Venezuela.

JULIO. Con 170 votos a favor, 8 en contra y 7 abstenciones, Diputados sancionó la ley que eliminó las salidas transitorias de delincuentes condenados por delitos violentos. Se produjo además el primer pedido de desafuero a Julio De Vido, por parte del fiscal Carlos Stornelli, en la causa por desvío de fondos de la minera de Río Turbio. El juez de la causa, Luis Rodríguez, rechazó la solicitud. En el medio, Sergio Massa y Margarita Stolbizer pidieron una sesión especial el 12 de julio para tratar la renuncia a sus propios fueros, pero, previsiblemente, no consiguieron quórum. Fue entonces cuando Cambiemos anunció que avanzaría con un proyecto para expulsar a De Vido de la Cámara baja por supuesta “inhabilidad moral”. Fueron días de puros cálculos en el oficialismo, que debía reunir dos tercios. La sesión fue el 26 de julio y, finalmente los votos no alcanzaron: fueron 138 afirmativos contra 95 negativos y tres abstenciones. El Frente Renovador y parte del bloque Justicialista acompañaron al oficialismo, pero faltaron 20 votos para la estocada final.

AGOSTO. Fue el mes de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que se celebraron el domingo 13. El resultado fue promisorio para Cambiemos, que luego ratificaría su poderío en las elecciones generales. La incógnita se abrió en la provincia de Buenos Aires, donde el conteo de votos se había paralizado. El escrutinio definitivo finalizó el 29 y arrojó una victoria de Cristina por apenas dos décimas sobre Esteban Bullrich, el candidato de Cambiemos (34,27% a 34,06%). Las elecciones estuvieron fuertemente atravesadas por el caso de la desaparición del joven Santiago Maldonado.

La actividad parlamentaria se vio resentida por los comicios. El 30, Peña dio su informe en Diputados, donde se negó hablar de una “desaparición forzada” de Maldonado y realzó brotes verdes en economía. Por su parte, el Senado aprobó un aumento en las partidas presupuestarias destinadas a Ciencia y Tecnología, todavía pendiente de tratamiento en Diputados.

SEPTIEMBRE. Una semana después de haber rendido cuentas en la Cámara baja, el jefe de Gabinete concurrió al Senado, en momentos donde el caso Maldonado alcanzaba su pico de conmoción social.

Al día siguiente de la exposición de Peña, en una nueva sesión del Senado, legisladores de todos los bloques acordaron avanzar en una ley consensuada para “mayor competitividad” a los puertos de la Patagonia. La oposición se disponía a rechazar en el recinto el polémico DNU 1199/16, que eliminó los reembolsos desde esos puertos, pero aceptó declinar la votación por una promesa del Ministerio de Interior. Sin embargo, el nuevo proyecto nunca vio la luz y el debate se diluyó.

El 13 de septiembre, Diputados sancionó una ley para cotizar en UVIs (Unidades de Vivienda) los contratos de obra pública destinados a vivienda; y otra para el fomento de las energías renovables. También se aprobó un proyecto que eliminó el límite de 32 años de edad para ser investigador del Conicet. Al día siguiente, los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Rogelio Frigerio (Interior) presentaron en el Senado la ley de Responsabilidad Fiscal, cuando los acuerdos con los gobernadores todavía no estaban del todo maduros y el paquete de reformas económicas ni siquiera asomaba. En Diputados, Dujovne presentó en sociedad el Presupuesto 2018.

Hacia fin de mes, el Senado sancionó una ley que facultó al Poder Ejecutivo a fijar hasta tres feriados puente por año para fomentar la actividad turística, luego de que Macri los eliminara a través del DNU 52/2017.

OCTUBRE. Peña asistió al Congreso por anteúltima vez en el año. Ante Diputados, el jefe de Gabinete garantizó que no había “ningún proyecto oculto” del Gobierno para después de las elecciones, que se celebraron el domingo 22. Días antes, los candidatos porteños Elisa Carrió, Daniel Filmus, Martín Lousteau, Matías Tombolini y Marcelo Ramal (Frente de Izquierda) protagonizaron el primer y único debate televisado.

Diputados de la Comisión de Derechos Humanos viajaron a Esquel para seguir de cerca el caso Maldonado, cuyo cuerpo sin vida fue hallado el 17 en el río Chubut. Por otra parte, legisladores nacionales participaron del tradicional Coloquio de IDEA en Mar del Plata.

Uno de los hechos de mayor impacto político se produjo antes de las elecciones, cuando el juez Luis Rodríguez pidió a Diputados el desafuero de De Vido, para proceder a su detención, en la causa por malversación de fondos del yacimiento de Río Turbio. A eso se le sumó un pedido de otro magistrado, Claudio Bonadio. De todos modos, la votación se haría recién una semana después de los comicios legislativos.

El cierre de la campaña fue atípico: todas las fuerzas suspendieron sus últimos actos, en un clima de incertidumbre por el cuerpo encontrado en el río Chubut, que días después sería identificado como el de Maldonado. El tema volvió a dominar las urnas. Finalmente, Cambiemos se impuso en 13 de los 24 distritos: en Buenos Aires revirtió la leve derrota de las PASO y le ganó a Cristina por cuatro puntos, y triunfó además en la Capital Federal, Córdoba, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Salta, Santa Cruz y Santa Fe.

El 25 de octubre fue el “Día D” para De Vido, que finalmente fue desaforado, con 176 votos a favor y una sola abstención, la del cordobés Juan Manuel Pereyra (Concertación-FORJA). El grueso del Frente para la Victoria-PJ no bajó al recinto, a excepción de cuatro diputados, que votaron afirmativamente. Horas después, el exministro de Planificación, que se había ausentado en el recinto, fue arrestado.

El mes cerró redondo para Cambiemos, pues el 30 presentó su renuncia la procuradora Alejandra Gils Carbó. El oficialismo decidió entonces reimpulsar la reforma del Ministerio Público, que todavía no pudo avanzar en el Senado por falta de acuerdo. El mismo día que la jefa de los fiscales dio un paso al costado, Macri anunció en el Centro Cultural Kirchner (CCK) el plan de reformas que sometería a discusión. Sería el inicio de dos meses de fuerte convulsión política y social.

NOVIEMBRE. El jefe de Gabinete encabezó la última sesión informativa del año, en el Senado. El Gobierno ya había lanzado a rodar el proyecto de reforma tributaria y Peña recibió una catarata de quejas de legisladores de Mendoza, San Juan y Tierra del Fuego por los cambios en impuestos internos al vino y a artículos electrónicos.

El país entero habló el 3 de noviembre de la súbita detención del exvicepresidente Amado Boudou, en una causa por asociación ilícita y lavado de dinero. En su primera sesión del mes, Diputados prorrogó por cuatro años la Ley 26.160, que suspende los desalojos en tierras ocupadas por comunidades indígenas. También se sancionó la penalización de la corrupción empresaria. Fue tras un largo derrotero: el proyecto había sido aprobado en Diputados a medias en junio, y un mes después se votó el articulado, en una sesión caótica. El Senado enmendó ese texto por pedido del propio Gobierno, y la Cámara baja terminó por ratificar las modificaciones, en una sesión que terminó de manera intempestiva por un exabrupto de Carrió contra el “progresismo estúpido”. Fue cuando se venía la votación sobre un proyecto sobre donación de alimentos, que quedó en stand by.

En el Senado se definió en comisión la terna de candidatos a defensor del Pueblo, integrada por Humberto Roggero, Jorge Sarghini y Alejandro Amor. Pero no hubo votación en el recinto y, dado que hubo recambio, el proceso volvió a foja cero. El cargo está vacante desde 2009.

El 16 de noviembre fue una bisagra: 23 de los 24 gobernadores firmaron el Consenso Fiscal, que luego sería remitido al Congreso. En ese marco, acordaron apoyar la ley de Responsabilidad Fiscal y la reforma previsional, y además consensuaron una salida política a la disputa por el Fondo del Conurbano, después de la sugerente foto de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, con el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

La nueva Ley de Defensa de la Competencia, bautizada por la prensa como “ley antimonopolios”, obtuvo media sanción en Diputados con 140 votos a favor y 72 en contra, pero no llegó a ser tratada en el Senado. Lo mismo sucedió con la reforma del Mercado de Capitales. Esa sesión terminó con una grata sorpresa, cuando por la madrugada, Victoria Donda propuso votar la paridad de género para las listas electorales, que tenía dictamen favorable desde el 12 de septiembre. El proyecto consiguió 168 votos a favor, cuatro en contra y una abstención, y las mujeres marcaron un nuevo hito.

 El 23 de noviembre, por presión de Miguel Pichetto en el Senado, el oficialismo aceptó cambiar el texto original de la reforma previsional, con una fórmula jubilatoria que combinara un 70% de componente inflacionario y un 30% de variación salarial. En la misma jornada, el entonces bloque del FpV-PJ decidió enterrar la controvertida reforma laboral hasta tanto la CGT no acordara una postura única, y así fue como el proyecto se postergó para 2018.

 Cristina Kirchner volvió al recinto del Senado después de una década, en ocasión de la jura de los senadores electos en octubre. Al día siguiente, el kirchnerismo convocó a una sesión especial en Diputados para tratar el juicio político a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por la muerte del mapuche Rafael Nahuel en Bariloche. No hubo quórum.

DICIEMBRE. Sin dudas, un mes que quedará registrado en los libros de historia argentina por el clímax de violencia dentro y fuera del Congreso, que vivió tres semanas de actividad febril. El rechazo a la reforma jubilatoria, aprobada en el Senado en la última sesión ordinaria, fue in crescendo conforme se acercaba el debate en Diputados, ya con la nueva composición. Los electos juraron el 6 de diciembre.

Antes de la escandalosa sesión en la Cámara baja, una nueva decisión judicial generó un temblor político. El juez Bonadio pidió el desafuero de Cristina, con prisión preventiva, en la causa por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA. La expresidenta cargó contra el magistrado en conferencia de prensa y Pichetto consideró que la medida “no correspondía”. Cambiemos pidió constituir la Comisión de Asuntos Constitucionales para iniciar el trámite, pero eso nunca sucedió.

El Ejecutivo convocó a sesiones extraordinarias y el Congreso puso en marcha un intenso y veloz debate sobre el paquete de reformas. En el Senado, Pichetto oficializó la ruptura con el kirchnerismo y pasó a presidir el bloque Justicialista, mientras que Cristina se quedó con el FpV-PJ, bajo el mando de Marcelo Fuentes. Mientras tanto, el Gobierno logró convencer a Carrió de sancionar la reforma previsional sin cambios, y el oficialismo reforzó argumentos a favor de la iniciativa, que fue dictaminada en una reunión escandalosa de la Comisión de Previsión Social, copada por jubilados.

Por ese clima caldeado, Cambiemos decidió adelantar el debate en el recinto, pero el caos se profundizó. Fue el jueves 14 de diciembre, cuando los alrededores del Congreso se transformaron en un infierno. Manifestantes y efectivos de Gendarmería protagonizaron fuertes incidentes, balas de goma y gases lacrimógenos mediante. En el recinto, el FpV-PJ y la izquierda increparon fuerte a Emilio Monzó y, bajo tensión extrema, lograron que se levantara la sesión.

El Gobierno evaluó sacar la reforma por DNU, pero rápidamente desechó esa posibilidad. En cambio, decidió juntar a los gobernadores y prometió emitir un bono compensatorio para subsanar la pérdida que iban a padecer los jubilados. Cambiemos tuvo su segunda oportunidad el lunes siguiente, cuando reunió el quórum con mayor facilidad y logró sancionar la norma con 128 votos afirmativos, 116 negativos y 2 abstenciones. Los incidentes en las calles se repitieron.

Tras el huracán, y en un lapso de apenas dos semanas, el Congreso completó la aprobación de las leyes que faltaban para que Cambiemos cerrara el año con éxito: la reforma tributaria, el Consenso Fiscal, la Ley de Responsabilidad Fiscal, el Presupuesto 2018 y la prórroga del impuesto al Cheque.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha