Clima

*

Despejado

11 °C
Este 0 km/h

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Un día como hoy...

Nacía Jose Saramago
Lunes, 20 de Noviembre de  2017 07:48
calendario

Noviembre

20

Lunes

ANTICIPO
Macri se reúne con gobernadores: Mauricio Macri se reúne hoy con los gobernadores para discutir la reforma impositiva. Carta de Milagro Sala: Milagro Sala escribió una carta desde el penal de Alto Comedero y apuntó contra los jueces Isidoro Cruz y Pablo Pullen Llermanos. Además criticó al gobernador Gerardo Morales Movilización de trabajadores de Pepsico: Los trabajadores de Pepsico se concentran en el Obelisco, junto a organizaciones sociales, para rechazar el Proyecto de Reforma Laboral 
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Reportajes.adn // Ferrnando Azcurra (Economista) pregunta para cuándo la Reforma Empresarial

Domingo, 12 Noviembre 2017 21:27

(adnmarcospaz).-- Mientras prepara maletas para ir por cuarta vez a Venezuela a pronunciar conferencias y talleres sobre economía marxista, el profesor Fernando Azcurra nos atendió esta conversación sobre la reforma laboral del gobierno argentino. Autor de una docena de libros de economía teórica, acaba de publicar un libro que rescata uno de los conceptos más olvidados y descuidados de Karl Marx: la abolición de trabajo asalariado. 

Resultado de imagen para fernando azcurraProfesor Azcurra ¿Por qué el gobierno necesita de una reforma laboral? ¿No le basta la legislación actual y el despotismo en las industrias?
El gobierno de Macri, desde el punto de vista estrictamente económico, no necesita reforma laboral alguna. Pero sí desde los objetivos ideológico-políticos: a) quitar fuerza de resistencia y de reclamos a las organizaciones gremiales; b) terminar con el sostén obrero del peronismo y sus políticas populares; c) eliminar, si fuera posible, a la burguesía sindical peronista, porque es un sector corrupto sí, pero que a la burguesía argentina le resulta extremadamente “onerosa”: paritarias, salarios, condiciones de trabajo, obras sociales y, además “entregarle” como soborno y negocios para ella ingentes cantidades de u$s. Todo esto supone para la burguesía argentina miles de millones de u$s ¡ya no puede soportar a ese sindicalismo que extorsiona al empresariado con que: ¡son ellos o se vienen los “rojos”!
Claro es que, también, los beneficiaría “bajar los costos salariales”, pero lo principal es lo otro. Uno de los argumentos típicos, “tradicionales” y falsos es el de que “se debe bajar el costo salarial para generar empleo”. Esto es teóricamente falso: no hay ninguna correlación entre baja del salario real y aumento del empleo. Piénsese en la economía argentina: 1955, derrocamiento de Perón, no hubo aumento del empleo todo lo contrario; 1966, dictadura de Onganía, Ministro de Economía Krieger Vasena, congelamiento salarial, no hubo aumento del empleo; dictadura cívico-militar de 1976, suspensión de paritarias, creció el desempleo; 1989-2001, controles salariales e incremento gigantesco del desempleo que abarcó al 50% de la población económicamente activa ,Ministro de Economía Cavallo, quien esgrimía exactamente el mismo falso argumento.

Resultado de imagen para fernando azcurra¿Qué tipo de política se le puede contraponer en terreno laboral a esa propuesta? ¿Qué se le ocurre como demanda o contrapropuesta a la Reforma macrista?
Una política opositora a la ofensiva del capital local y mundial, sería contraponer al slogan que esgrimen de “modernizar” la legislación laboral, la no menos de “modernizar” la legislación empresarial. ¿Por qué nadie habla de esto? ¿Por qué se toma por todas las partes interesadas (gobierno, sindicatos, partidos políticos, movimientos, ONG, etc.? como “natural” que el empresariado pueda exigir la modificación de la legislación protectora del trabajo que de ponerse en práctica siempre perjudica al trabajador? ¿Por qué las instituciones de los trabajadores, sindicatos, partidos políticos, etc. no contraponen de inmediato y con el mismo énfasis (y aún más), una “necesaria modernización” de la clase empresarial en cuanto a las relaciones laborales? Sólo a título de ilustración: i) elusión y evasión fiscal (no pagan los impuestos en tiempo y forma); ii) evasión de capitales hacia cuentas off-shore; iii) no pago de las obligaciones sociales y previsionales; iv) la industria del “abuso” en horarios y salarios en negro; v) empleo en negro; vi) comerciantes que se apropian del IVA que no entregan al fisco; vii) trabajo “esclavo”. La pareja del actual Presidente ha sido denunciada por tal circunstancia hace años ¿Y? ¡¡no sucede nada!! viii) trabajo infantil; ix) discriminación en los salarios entre el trabajador y la trabajadora por los mismos cargos y puestos de trabajo. ¿tratar todos estos temas no son pasibles de una “Reforma empresarial” acaso?
Resultado de imagen para libros de  fernando azcurra,Pero señalemos otro caso notable para le Reforma empresarial: en la Constitución Nacional hay un artículo (14 bis) que estatuye "la participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas y en la administración". Jamás aluden a ella los empresarios. Bueno, se entiende ¿no? Pero ¿y los sindicalistas? ¿Y los peronistas? ¿Y la Iglesia? ¿¿¿y los partidos de izquierda??? ¡Nadie absolutamente nadie, pone el grito en el cielo por una cláusula constitucional que no se cumple ni que haya pedidos de que se implemente! Transcurre todo como si no existiera. Por supuesto que tal hecho desataría una furiosa contienda social ¿por parte de quienes? ¡¡de los empresarios que jamás querrán que se reglamente su aplicación!! Pero tener semejante bandera de lucha y que los partidos políticos opositores no hagan nada es ¡¡increíble!!
Las exigencias de la clase patronal son, no una modernización, sino un retorno a la situación del siglo XVIII y XIX en el occidente europeo, época en la cual se hablaba con toda justeza y justicia de “esclavitud asalariada”: sin derechos económicos, sin derechos políticos, sin derechos sociales. El lema del capitalista para los trabajadores era: ¡a trabajar y a callar! Y cuando esto no sucedía o se quebraba la “paz social” impuesta por el empresariado ante las demandas de los trabajadores, la respuesta “moderna” de los empresarios no se hacía esperar: represión, persecución, cárcel, tortura y asesinatos!
Una condición de igualdad, no practicado en parte alguna del mundo, sería la siguiente: ¿Por qué la clase empresarial goza del crédito que le abre la clase trabajadora cuando primero trabaja durante 30 días y luego le paga el salario? El salario en tal lapso se deprecia por la inflación manejada por la propia clase capitalista, pero además el capital no paga interés alguno por el uso de ese crédito impuesto por el empresario. ¿Qué diría la clase capitalista si por ley debiera pagar el salario de 30 días laborales el primer día y no el día 30? Pues diría a voz en cuello, que le estaría “abriendo un crédito” al trabajador que éste se lo devuelve todos los días pero sin que “abone” un interés por tal crédito, y eso significaría una “pérdida” para la empresa. Pues bien, un rasgo de igualdad es que ese argumento y la legislación correspondiente, fuera que cuando se trate del trabajador, parte débil de la relación, también se aplique la misma exigencia al “deudor” que es el capital y le pague, pues, al trabajador el salario a los 30 días más la tasa de interés que le corresponde por el uso que hace el capital y que no paga.
Resultado de imagen para libros de  fernando azcurra, Si usted fuera diputado o dirigente sindical, qué haría, además de luchar, como es obvio.
Pues interesaría de inmediato al cuerpo de asesores que todo diputado tiene en el Parlamento a elaborar un profunda, minuciosa y elaborada legislación que implicara modificaciones de cuajo de la actual legislación laboral, sindical y social para “mejorarla” estableciendo claras e ineludibles derechos que apunten a llevar a una situación de igualdad entre el trabajo y el capital, porque la legislación actual permite de hecho y de derecho una serie de “ardides” y “trampas” practicadas cotidianamente por las empresas para ni siquiera cumplir con los derechos laborales actuales que son vulnerados impunemente por todo el empresariado. Desplegaría una ofensiva de difusión y conocimiento hacia los trabajadores de que apoyen y se movilicen para impedir la pérdida de lo que hoy existe en su favor (aún con todo tipo de “agujeros”) e ir por mucho más y poder sentar a la mesa con fuerza y argumentos irrebatibles a las partes involucradas y “desenmascarar” toda la mentira e hipocresía de la clase capitalista.
Resultado de imagen para libros de  fernando azcurra,Haga para adn una definición socio-política del tipo de empresariado encumbrado en el Estado desde el gobierno macrista.
De una manera definitiva hay que decir que ésta es la burguesía nacional de Argentina y que no hay otra. Sí, claro, hay diferencias en la escala de inversión y de la producción, no es lo mismo la pequeña burguesía que la burguesía concentrada financiera, clase a la cual pertenece Macri. Pero esta clase pqburguesa no tiene ni peso económico ni político como para torcer la política macrista. La clase corporativa, cuando se apodera del Estado, lo administra concientemente y firmemente en favor de ella; habría que ser muy ingenuo creer que lo hace a favor de la población y que si hay “desequilibrios” se debe a “errores” en la aplicación de políticas que son en “el fondo” justas pero que como toda actividad humana está sujeta a incurrir en tales resultados. La política económica del macrismo no es ningún error, es una política de clase, y las consecuencias más perjudiciales impactarán, como siempre, en los trabajadores: ¡no la pagarán Macri & Cia.!
Resultado de imagen para libros de  fernando azcurra,Por qué le parece que la izquierda radical, la trotskista, con diputados y delegados sindicales, no tiene una contra demanda como la que usted propone de una "reforma empresarial". ¿Qué significa exactamente el carácter empresarial de esa reforma?
¡Es algo increíble! Que los partidos políticos “progresistas”, kirchneristas, el justicialismo, ONG, etc. no encaren un sólida contraofensiva oponiendo a la demencial propuesta de Reforma laboral de Macri y sus secuaces una Reforma empresarial, diría que se comprende; no tienen la menor idea de cuál es exactamente los términos de la “desigual” relación laboral entre trabajo y capital. Pero que esto no esté a la “orden del día” de los partidos y agrupaciones de izquierda, que se precian de conocer la estructura de la explotación de la sociedad por el capital y de los abusos que éste comete contra quienes generan la riqueza social que se apropia la clase capitalista, no tiene excusas, salvo claro está, que también tales instituciones “compartan” la interpretación pro-capitalista de la relación en los hechos y no se dediquen con fuerza y tenacidad a derribar toda la parafernalia mentirosa en que se basan políticos y economistas de la ortodoxia cavernícola que están en el Estado hoy. “Reforma empresarial” es intentar poner en un plano de igualdad a la clase capitalista y a la clase trabajadora en las relaciones laborales, partiendo de que la primera es propietaria y la segunda no lo es; que la primera es no-trabajadora (clase “ociosa”, holgazana) y la segunda es trabajadora: sería salir de esa estructura “cristalizada” en la que los propietarios capitalistas son no-trabajadores y los trabajadores son no-propietarios.        

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha