Clima

*

Despejado

11 °C
Este 0 km/h

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Un día como hoy...

Nacía Jose Saramago
Lunes, 20 de Noviembre de  2017 07:45
calendario

Noviembre

20

Lunes

ANTICIPO
Macri se reúne con gobernadores: Mauricio Macri se reúne hoy con los gobernadores para discutir la reforma impositiva. Carta de Milagro Sala: Milagro Sala escribió una carta desde el penal de Alto Comedero y apuntó contra los jueces Isidoro Cruz y Pablo Pullen Llermanos. Además criticó al gobernador Gerardo Morales Movilización de trabajadores de Pepsico: Los trabajadores de Pepsico se concentran en el Obelisco, junto a organizaciones sociales, para rechazar el Proyecto de Reforma Laboral 
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

¿Qué dijo el ex vicepresidente Bodou cuando se defendió en 2012)

Viernes, 03 Noviembre 2017 21:00
(adnmarcospaz).-. El jueves de Semana Santa de 2012, el entonces vicepresidente de la Nación inició su contragolpe político en el marco de la causa Ciccone que comenzaba a cercarlo. Fue al día siguiente del allanamiento de una propiedad suya en Puerto Madero, y salió con los tapones de punta en una conferencia de prensa sin preguntas brindada en el Salón Illia.
Un día después del allanamiento en una propiedad suya en Puerto Madero, el entonces vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, decidió iniciar una contraofensiva que tuvo una fuerte onda expansiva, en la cual cargó contra los medios y el Poder Judicial, fundamentalmente el juez Rafecas, a quien calificó muy duramente, llegando al punto de hablar de “la agencia de noticias de Comodoro Py”.

En rigor, hasta entonces el magistrado no había avanzado sobre él, más allá de todo lo que indicaban los medios de difusión que investigaban el escándalo Ciccone. Pero cuando dispuso el allanamiento, a instancias del pedido del fiscal Carlos Rívolo, Boudou estalló.

El jueves 5 de abril de 2012, en el Salón Arturo Illia del Senado de la Nación, Boudou comenzó hablando de la tormenta que había azotado el día anterior la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, quejándose porque “es una vergüenza que en un día tengamos como hoy tengamos que estar ocupándonos de operaciones mediáticas en vez de los temas que le interesan a los argentinos”. En ese sentido y marcando la dirección que tendría toda su exposición, Boudou se refirió a su intención de hablar de “las cuestiones de la Argentina real y no de la Argentina de Magnetto, La Nación y Perfil”. Señaló al respecto que el Ministerio de Desarrollo Social está llevando adelante acciones para acompañar y poder solucionar “los problemas que están sucediendo”.

“Estamos hoy aquí, yo como vicepresidente de la república argentina, electo en elecciones democráticas, repito: como vicepresidente de la Nación, para compartir con ustedes el brutal ataque a las instituciones que se está llevando adelante por las mafias”, dijo el presidente del Senado, que calificó como jefe de esas mafias al CEO de Clarín, Héctor Magnetto. Y se refirió también a “actores menores que llegan hasta el Poder Judicial”.

En su exposición ante la prensa en la que no se permitieron preguntas, Boudou cargó contra la tapa del diario de Clarín, y dijo que “no es la primera vez que me escuchan hablar de las mafias que buscan tratar de hacer lo que hicieron hasta el año 2003: condicionar una y otra vez a la democracia”.“Ayer decían: están allanando la casa del Vicepresidente, están allanando la casa de Amado Boudou. Esto no era así; es un domicilio de mi propiedad, pero que se encuentra alquilado”, aclaró.

A continuación disparó que “los juzgados son verdaderas agencias de noticias para los medios más poderosos”. Expresó que “los periodistas están esperando a los funcionarios judiciales en la puerta en un trámite que tiene secreto de sumario habla de la baja calidad institucional de la justicia de nuestro país”. “Se trata de una telenovela mediática del señor Magnetto y de la agencia de noticias de Rafecas para atacar la voluntad popular, porque no he hecho nada en contra de la ley en mi función como ministro de Economía de la Nación o como vicepresidente de la Nación”, prosiguió.

El vicepresidente reiteró respecto de la causa Ciccone los argumentos dados en anteriores reportajes, asegurando que no había llevado adelante ninguna acción a favor de esa firma, y que sólo había respondido una nota remitida por la AFIP, en la que no buscó más que “cuidar el empleo de las empresas argentinas”.

Boudou dijo entonces que su problema era “Boldt, no es Ciccone. Va apareciendo con mucha claridad que el juzgado tenía armado para el lunes el gran escandalete que le fracasó, porque cuando cualquier cosa que es contra el vicepresidente, los medios lo saben antes que pase; cuando le sale mal una jugada, nos enteramos de costado a los tres días”. Luego cargó muy duro contra el grupo Boldt. Habló de Carlos Gabella, quien “no es un personaje mayor”, dijo, sino “un operador político de (el titular de Boldt, Antonio) Tabanelli, otro mafioso, que es una persona que tiene hace años el juego de las provincias de Santa Fe y Buenos Aires”.

Se quejó en ese sentido porque sus denuncias no habían investigadas, y advirtió que “en el tema del juego, parece ser que hay personas a las que hay que proteger. Hay dobles estándares paralelos, pero fíjense por ejemplo estaban buscando desesperados la foto de Boudou con Vanderbroele, foto que no existe”.

“Esa foto cerraba la causa, porque era la prueba de una cuestión que no existía”, dijo y la emprendió contra el entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri: “Cuando hay fotos, nadie dice nada; en el caso Martins, caso en el que Macri aparece en la foto, no hay allanamientos, no hay nada, parece ser que los esbirros de Magnetto tienen que quedarse tranquilos. Fíjense ustedes la doble vara de aquellos que se dicen periodistas y son esbirros de un mafioso”.

“Tenía una imagen del juez Rafecas muy distinta -dijo-. Pero en este caso aprendí que el juez enviaba mensajes de correo de texto a un abogado diciéndole ‘salgan con la nota que eso no pasa nada’. Pero no pude salir de mi asombro la última vez que concurrí al programa de Gustavo Sylvestre y le envió dos mensajes de texto”.

“Entendí un poco más como funciona la agencia de noticias de ese juzgado”, dijo. Luego la emprendió contra el presidente de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi. Dijo que le pidió una entrevista el 3 de marzo de 2011 y allí le expresó que “estaba muy asustado por mí, el señor Tabanelli me iba a destruir, pero que yo podía arreglar. El viajaba a Punta del Este y se iba a encontrar seguro con Tabanelli e iba a poder encontrar un número y solucionar todo este problema”.

El 11 de marzo de 2011 volvió Adelmo Gabbi, contó Boudou. “Y le dije obviamente que no, que estas cuestiones de mafiosos las arreglaba en otro ámbito”.“Pasó algún tiempo, lo que pasa es que uno nunca aprendió a interpretar las ramificaciones de la mafia, cómo pretenden apretar, cómo pretenden sobre todo llevarse puestas la voluntad popular”.

También la emprendió contra el entonces procurador general de la Nación, Esteban Righi, acusando a su estudio jurídico por supuesto tráfico de influencias.  La onda expansiva de sus denuncias alcanzó para apartar de la causa al juez y al fiscal de la causa, y se llevó puesto al procurador general de la Nación, que renunció a los pocos días ante la falta de respaldo oficial frente a tamaña acusación del vicepresidente, que dicho sea de paso la Justicia rechazó a los cuatro meses.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha