Clima

*

Despejado

10 °C
Sur 12.9 km/h

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Domingo, 22 de Octubre de  2017 06:33
calendario

Octubre

22

Domingo

ANTICIPO
Cierre de campaña de Vamos Juntos: Junto a Macri y a Larreta, Carrio cerró campaña en Ferro Cannabis medicinal:  La Cámara de Diputados reclamó al Poder Ejecutivo la reglamentación de la ley de cannabis medicinal, que fue aprobada en marzo por unanimidad.  Pinedo se distancia de Cristina en el Senado: El jefe del bloque de senadores del FPV-PJ, Miguel Ángel Pichetto, consideró que Cristina Fernández de Kirchner deberá crear su propio bloque, cuando asuma como senadora
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Cristina asegura que Macri y Bonadío la asedian y persiguen

Martes, 10 Octubre 2017 14:19
(adnmarcospaz).-- Luego del llamado a indagatoria por presunto encubrimiento a Irán, la candidata a senadora cargó contra el juez federal por “servir a los intereses” del presidente y afirmó que apelará a la ONU. En relación a los fueros, resaltó que “podría haber sido legisladora” en diciembre de 2015.
La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner acusó este martes al presidente Mauricio Macri de “persecución política” y apuntó contra el juez federal Claudio Bonadio por “ser el servidor de los intereses políticos” del jefe de Estado, luego de haber sido citada a indagatoria por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman sobre presunto encubrimiento a Irán en el atentado contra la AMIA.

Durante una conferencia de prensa, actividad inusual por parte de la exmandataria, la candidata a senadora de Unidad Ciudadana expresó: “Hacemos responsable al presidente Macri de persecución política, de la degradación de nuestra democracia, de un uso partidario, obsceno, imposible, inconstitucional, donde el Poder Judicial actúa casi como una fuerza de tareas del Poder Ejecutivo”.

“Hacemos responsable a (Claudio) Bonadio de ser el servidor de los intereses políticos de Macri. Actúa como una correa de transmisión de las obsesiones del presidente contra la oposición y contra mi persona”, resaltó Fernández de Kirchner desde la sede del Instituto Patria, ubicado a cuadras del Congreso.

Y anticipó que “una vez que pasen las elecciones” realizará “una presentación ante la ONU sobre esta causa y este llamado a indagatoria, porque esto no sólo no es un hecho no judiciable, sino un acto hecho en el marco de la Carta de Naciones Unidas”.

Con duras críticas al Gobierno, afirmó que considera “inaceptable” la judicialización de la discusión política y cuestionó que se haya fijado un “cronograma judicial en paralelo con el cronograma electoral”.

La postulante a senadora por la provincia de Buenos Aires consideró que la decisión de Bonadio “vulnera todas las garantías”. “Uno no sabe por qué ha sido citada. En un llamado a indagatoria se debe aclarar por qué delito se lo cita para que uno pueda ejercer su derecho de defensa. Quiero tener los mismos derechos que cualquiera, ni más ni menos”, subrayó y luego se proyectó un vídeo apuntando contra el magistrado.

Además, volvió a denunciar un “grave deterioro de la calidad democrática” en la Argentina, impulsada por el gobierno, que tiene como objetivo “una concentración de poder inédita y peligrosa”. “Es consecuencia de una política deliberada de debilitamiento y, en algunos casos, de destrucción de algunas garantías básicas del Estado de derecho”, enfatizó.

La expresidenta advirtió que esa política “está autorizada por el mismo presidente Mauricio Macri” que busca “consolidar un poder político extraordinario, partidario, con una concentración de poder inédita y peligrosa” para la democracia.

También afirmó saber que ella encabeza “una lista negra de 500 personas” que habría elaborado el Gobierno, y advirtió que ese instrumento es un “eufemismo” para decir que ella debería “desaparecer”. Señaló que esto es algo “inédito de 1983 a la fecha, el reconocimiento de listas negras, de que el presidente tiene un listado de 500 y pico de personas. Interpreta que si las mandaran en un cohete a la luna se acabarían los problemas de la Argentina”, dijo la exjefa de Estado.

Y lanzó: “Sé que debo encabezar esa lista, y no me resta más que pensar que se trata de un eufemismo de que tendríamos que desaparecer de la Argentina para que la Argentina no tuviera problemas”.

Por otra parte, en relación al proceso electoral del próximo 22 de octubre, consideró que “hay peligro” de que se cometan irregularidades en el recuento de los votos. “Obviamente que hay peligro en el proceso electoral, de hecho ya lo hubo”, dijo, en referencia a las PASO. Y recordó que ese día “muchas personas se fueron a dormir pensando que el Gobierno había ganado por amplísimo margen en todas partes y no fue así”.

Sobre los fueros y su futuro en el Senado

Consultada sobre si busca refugiarse en los fueros parlamentarios, debido a su situación judicial, la expresidenta remarcó que “si hubiera querido tener alguna inmunidad ya lo hubiera hecho”.

“Podría haber sido legisladora en diciembre” de 2015, sostuvo, al recordar que Daniel Scioli, excandidato a presidente, “me pidió que fuera candidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires porque pensaba y sentía que podía traccionar muchos votos”. Sin embargo, reveló que rechazó la oferta porque iban “a decir que voy de comisaría política tuya, te van a pintar como una persona que yo voy a controlar”.

Ante su casi segura llegada al Senado y la posibilidad de ruptura del bloque mayoritario que hoy comanda Miguel Pichetto, Fernández de Kirchner rememoró que fue “la única senadora en la historia que expulsaron del bloque del entonces oficialismo, que era el menemismo”, en 1997. Por eso, dijo: “No creo que la soledad impida ejercer las representaciones”.

“El Congreso debe ser un lugar de visibilidad de las políticas y sobre todo de las demandas de la sociedad”, expresó

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha