Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Jueves, 14 de Noviembre de  2019 13:32
calendario

Noviembre

14

Jueves

ANTICIPO
GUIÑO DEL FRENTE DE TODOS AL RADICALISMO: Alberto Fernández realizó un homenaje a Raúl Alfonsín a 36 años de la recuperación de la democracia TRANSICIÓN PROVINCIAL: Axel Kicillof se reúne con María Eugenia Vidal BOLIVIA: Evo gana las elecciones pero no pudo evitar la segunda vuelta
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

El universo se expande con nueva galaxia mientras la tierra se agota para sobrevivir

Miércoles, 30 Octubre 2019 06:50

(adnmarcospaz // Prensa ALMA).-- El universo nunca dejará de sorprendernos, cada vez se descubren nuevas cosas, haciéndonos entender que aún queda bastante por descubrir. Un grupo de científicos conformados por astrónomos de Australia y Estados Unidos fueron sorprendidos con un nuevo «engendro» galáctico que se encuentra en el Universo temprano, es decir, a una enorme distancia de la Tierra y se sitúa,

por lo tanto, en una época cercana al Big Bang. Tomando este nuevo suceso como material importante para la publicación del trabajo The Astrophysical Journal , que supone un gran avance en el estudio de la formación de las mayores galaxias del Universo.

Esta nueva galaxia, «galaxia-Yeti», la descubrió por casualidad la astrónoma Christina Williams, de la Universidad de Arizona y autora principal del trabajo, declarando que observó «una leve mancha de luz» durante la revisión que hacía a las últimas imágenes hechas con ALMA (Atacama Large Millimeter Array), una colección de 66 radiotelescopios en lo alto de las montañas chilenas.

La astrónoma mencionó que el resplandor parecía estar saliendo «de la nada», imagen similar a lo que si viéramos un fantasma en medio de la oscuridad más profunda. La consternación fue realmente increíble, puesto que la comunidad científica había dado por hecho imposible este tipo de galaxias, debido a la falta de pruebas.

La astrónoma Christina Williams expresó con emoción lo siguiente: «fue algo muy misterioso porque la luz no parecía estar vinculada a ninguna galaxia conocida. Cuando comprobé que ese resplandor era invisible en cualquier otra longitud de onda, me emocioné mucho, porque eso significaba que la galaxia estaba muy lejos, y probablemente oculta por grandes nubes de polvo».

Se explica que la señal observada se debe probablemente al resplandor de las partículas de polvo de la nube calentadas por la formación de estrellas en el interior de una galaxia joven y esas mismas nubes de polvo ocultan la luz de las estrellas, haciendo que la galaxia sea totalmente invisible, por ende, concluyendo que se estima que la «leve mancha de luz» que observó la descubridora, se ubica a unos 12.500 millones de años luz de distancia, descifrando entonces que a la Tierra aún le faltaban unos 8.000 millones de años para nacer.

El coautor de la investigación, Ibo Lavvé, de la Universidad australiana de Swinburne, mencionó: «descubrimos que, en realidad, se trata de una galaxia monstruosa, enormemente masiva, con tantas estrellas como nuestra Vía Láctea pero llena de actividad, formando nuevas estrellas a un ritmo 100 veces superior al de nuestra propia galaxia».

El universo se expande, esas galaxias parecen salir de la nada: nunca se ha conseguido observar una durante su proceso de formación. Telescopios como el Hubble han visto galaxias más pequeñas en el Universo temprano, pero ninguna de ellas está creciendo lo suficientemente rápido como para resolver el rompecabezas. La astrónoma, Williams, señaló: «nuestra galaxia monstruosa y oculta, tiene precisamente los ingredientes correctos para ser ese "eslabón perdido" que nos faltaba. Y es posible que este tipo de galaxias sea más común de lo que se pensaba».

Los científicos esperan con ansias el nuevo telescopio James Webb, cien veces más poderoso que el Hubble, que será lanzado en marzo del año 2021. «El James Webb podrá mirar a través de los velos de polvo para que podamos aprender cómo de grandes son en realidad esas galaxias lejanas y cómo de rápido están creciendo. Solo así podremos comprender por qué los modelos actuales no pueden explicarlas». Añadió Williams.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha