Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Miércoles, 21 de Agosto de  2019 20:40
calendario

Agosto

21

Miércoles

ANTICIPO
MOVILIZACIONES CONTRA EL GOBIERNO: Organizaciones sociales realizan ollas populares exigiendo alimientos para sus comedores. NUEVAS MOVILIZACIONES OPOSITORAS: Los movimientos populares anunciaron nuevas marchas y ollas populares para este miércoles CHILE: Comienza la séptima semana del paro docente
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Francia viviò su quinto sábado de rebeliòn de los “chalecos amarillos”

Lunes, 17 Diciembre 2018 10:04

(adnmarcospaz // Nuria López, RT Actualidad).--  Cuatro sábados de protestas, un discurso a la nación del presidente, medidas sociales, una moción de censura y una huelga general preceden a esta jornada.  Un manifestante sujeta una bandera francesa y un chaleco amarillo en Somain, Francia. 8 de diciembre de 2018.

Francia encara el quinto sábado consecutivo de protestas desde que el movimiento de los ‘chalecos amarillos’ tomara las calles, dejando cifras de centenares de heridos y miles de detenidos hasta ahora, tras el prólogo de la huelga general que vivió el país este viernes.

Por el camino, el presidente de la República, Emmanuel Macron, ha defendido unas medidas que después ha tenido que admitir que demoraría al menos seis meses y ofrecer respuestas a través de disposiciones económicas a una masa social descontenta, a quien de momento parece que no le ha resultado suficiente.

Además, el primer ministro, Edouard Philippe, ha tenido que hacer frente a una moción de censura en la Asamblea Nacional francesa planteada por el ala izquierda de la Cámara que ha podido salvar, pero que le ha obligado a explicar cómo piensa conjugar las medidas anunciadas por el presidente con el cumplimiento de sus compromisos con Bruselas.
El inicio

El origen de esta crisis estuvo en la subida de los impuestos a los carburantes. Tras la explosión de la protesta, las reivindicaciones se diversificaron y se centraron en aquellas cuestiones que tenían que ver con el encarecimiento del coste de la vida y con la exigencia de recuperar los servicios públicos perdidos en la Francia periférica.

De este modo, el 17 de noviembre, Francia y el resto del mundo se sorprendían con la magnitud de la protesta que un grupo, hasta entonces desconocido, y que tomaba como denominación el nombre de la prenda característica de los conductores, ‘chalecos amarillos’, llevó a cabo en las calles galas. Al menos 227 personas resultaron heridas y 117 fueron detenidas por la Policía. También se produjo la primera víctima mortal: una mujer murió atropelladaaccidentalmente en una de las manifestaciones que tuvo lugar ese día.

El siguiente sábado las marchas continuaron, y siete estaciones del metro de París tuvieron que ser cerradas por las protestas, que esa jornada fueron duramente reprimidas por las Fuerzas de Seguridad, y que volvieron a dejar al menos 130 detenidos y 30 heridos.

Los enfrentamientos adquirieron cada vez un carácter más violento, con numerosos destrozos en el mobiliario urbano, en vehículos y en las tiendas e inmuebles de las zonas afectadas, que incluso incluyeron el saqueo de algunos comercios. El Gobierno comienza a echar marcha atrás.   Macron condenó duramente las protestas, tachando la violencia ejercida de “vergüenza”.

Pero la defensa de las medidas económicas, y más concretamente la subida de los impuestos a los combustibles, hecha por el mandatario francés tras los dos primeros sábados de disturbios, poco a poco se fue debilitando, y el 28 de noviembre ya admitía que estaba dispuesto a recibir a una delegación de los ‘chalecos amarillos’ para discutir sobre el aumento de tasas, medida que todavía sostenía.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha