Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Viernes, 23 de Agosto de  2019 21:47
calendario

Agosto

23

Viernes

ANTICIPO
MARCHAS CONTRA EL GOBIERNO: Movimientos sociales marchan contra la política económica del gobierno BUSCANDO LA ESTABILIDAD DE LA ECONOMÍA: Economistas del Frente de Todos se reunieron con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza ASESINADO A GOLPES POR LA SEGURIDAD DE UN SUPERMERCADO: Los custodios de Coto asesinaron a golpes a un hombre de 68 años por llevarse queso, chocolate y aceite.
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

El dominio polìtico-comercial del mundo en manos de cinco monopolios de búsqueda

Lunes, 17 Diciembre 2018 09:25

(adnmarcospaz // Alfredo Moreno / experto en teconologìa).-- La acelerada concentración de empresas que brindan servicios en Tecnologías de Informáticas y Comunicaciones fundamentalmente basados en software, dejó como resultado que Google (integrada en Alphabet Inc.), Microsoft, Facebook (que integra WhatsApp), Apple y Amazon sean los destinatarios de todas las conexiones que realizamos diariamente en internet.

 Resultado de imagen para burgues control del mundoEl Club de los 5 como los denomina Natalia Zuazo en Los Dueños de Internet. Este selecto club conforma el vértice más concentrado del poder económico de las empresas TICs. Estas corporaciones cuentan con plataformas tecnológicas basadas en software, que han logrado penetrar en la intimidad de cada ciudadano y ser el centro del deseo de pertenecer a la comunidad digital organizada. Las plataformas Uber, Airbnb, WhatsApp, Facebook, Instagram, Alibaba, etc. han empoderado a las empresas más ricas del planeta.

Solamente con crear un ámbito para intermediar la conexión de personas y servicios pagos para los usuarios (ciudadanos) de las redes sociales y servicios TICs, nos integraron a un ecosistema donde no tenemos ni voz, ni voto. Si aceptas, perteneces y pasas a ser “usuario”, sino te quedas afuera.

 El poder del Club de los 5 se consolidó gracias a los millones de usuarios (ciudadanos) quienes le confiamos, mediante una extraña “Fe High Tech”, nuestro tiempo, atención y datos cuando ¿decidimos? ACEPTAR, en el proceso del registro como nuevo integrante en alguna de las plataformas de servicios, a las cuales accedemos a través de millones de teléfonos móviles y dispositivos que se conectan a internet.

 Este grupo de corporaciones domina el mundo como antes lo hicieron las potencias coloniales. Sin derramar sangre, logran capturar miles de millones de “almas”. Su poder reside en el Algoritmo, en la acelerada concentración a escala mundial, y en la constante oferta/demanda de dispositivos que te conectan (ver Consumo acrítico).

 La concentración de mayor riqueza en el uno por ciento más rico del mundo, es producido por grupos financieros que respaldan a las empresas que controlan las grandes multinacionales de Internet. La desocupación a escala global crece continuamente: el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), fundado en 1861 en pleno desarrollo industrial de EEUU, maneja escenarios futuros con tasas de desocupados superiores al 50 %.
 Ocho grandes millonarios concentran la misma riqueza que la mitad de la población mundial. Cuatro son los dueños de las empresas tecnológicas del selecto grupo: los conocidos Bill Gates (Microsoft), Jeff Bezos (Amazon), Mark Zuckerberg (Facebook) y Larry Ellison (Oracle).

 Resultado de imagen para burgues control del mundoSe suman a esta lista los aspirantes a socios principales del selecto club, Larry Page y Sergei Brin (Google), Steve Ballmer (Microsoft), Jack Ma (Alibaba) y Laurene Powell Jobs (Apple), que conforman las empresas tecnológicas basadas en software desplegando la estrategia Silicón Valley a escala mundial para los gobiernos/Estados y sus ciudadanos.

 En Los dueños del Internet podemos encontrar números que permiten dimensionar el poder económico y cultural de las empresas que han logrado homogeneizar mediante el software a todos los ciudadanos. El caso testigo es Microsoft que en 30 años pasó de vender 500 mil a 500 millones de licencias (copias) de uno de sus productos, el sistema operativo Windows.

 A escala mundial, hemos aprendido el lenguaje iconográfico de Microsoft por el cual las diferentes culturas y lenguas nos encontramos regulados por la misma iconografía.   El recorrido del monopolio del conocimiento se expresa en el crecimiento exponencial de la empresa de Bill Gates. En 1985 el nacimiento del Sistema Operativo Windows permitió a Microsoft facturar 500 mil copias. Con Windows 95, diez años después facturo 40 millones de copias en su primer año. Con Windows XP en el año 2001 vendió 210 millones de licencias (copias) en los dos primeros años. Windows 10 lleva vendidas 500 millones de licencias desde su lanzamiento en el año 2015.

 En nuestro país, el gobierno de Cambiemos desconectó el programa Conectar Igualdad que entrego 4, 5 millones de computadoras a estudiantes secundarios y presentó Aprender Conectado cuya plataforma de software es de Microsoft
                                   Resultado de imagen para dominio del mundo      Resultado de imagen para dominio del mundo    Resultado de imagen para dominio del mundo

 La lista de empresas tecnológicas basadas en software ostenta un poder tan grande y concentrado que pone en juego no solo el equilibrio del mercado, sino también las libertades y los derechos de los ciudadanos.
 El éxito de los gigantes de Silicón Valley va de la mano de crecientes desregulaciones, donde los Estados ceden al mercado el arbitraje equitativo. En el caso de Argentina, es tierra fértil para la etapa de digitalización global y el consumo acrítico.

 Si el mercado regula nuestro consumo digital, perdemos soberanía ciudadana y territorial. Nuestra alternativa una vez más es autonomía inteligente para integrarnos a la producción y el consumo digital.
 Las empresas públicas del sector TICs en Argentina tienen que demandar mayor creación por parte del mercado. Para ello debemos permitir que las organizaciones públicas tengan un margen para tomar riesgos, para innovar. Aprender en el sector público es una buena escuela para pensar y desarrollar organizaciones de producción de software. Este proceso de aprendizaje no puede estar reservado al sector privado. Necesitamos crear las condiciones de emergencia de talentos en el sector público.

 Mariana Mazzucato, economista italiana, en su ensayo El Estado emprendedor observa el crecimiento de Apple “Las empresas dedican recursos a reinventarse. Tenemos que orientar el desarrollo de los Estados para generar integraciones inteligentes en el sector privado. Detrás de las grandes innovaciones del siglo XX siempre estuvo el Estado, no solo con su capacidad de financiamiento, sino, y fundamentalmente, con su disposición a asumir importantes riegos asociados a los procesos de innovación. “La única manera de generar confluencia entre el sector público y el privado es devolver la confianza a las instituciones públicas, en generar más conocimiento para la inclusión y el desarrollo”.

 No debiera sorprendernos que esos mismos grandes grupos financieros y empresariales globales, Wall Street y Silicón Valley, promuevan la necesidad de unos ingresos básicos universales para paliar los estragos causados y favorecer el consumo.  Como señala Evgeny Morozov, “la bondadosa promoción garantizaría consumidores solventes para sus servicios pagos; solo así podrían aprovechar la valorización en moneda (privatización) de servicios públicos personales que dejen de ser públicos”.

 Para los gobiernos neoliberales, estos servicios saldrían de sus presupuestos, posibilitando achicar el estado y continuar sus fraudes al fisco a escala global, derivándolos a paraísos fiscales”.   En el informe El futuro del trabajo y de la tecnología en el 2050 de la Fundación Telefónica, consideran la renta básica la estrategia social más prioritaria, por encima de la educación pública superior.  Necesitamos incorporar a la agenda de una política autónoma, prioridades que no permitan consolidar la precarización y el desempleo de unos con la ultra ocupación de otros. Que favorezcan la redistribución del trabajo necesario, y no para garantizar consumidores. Que promuevan el desarrollo de conocimiento para la producción de un estado innovador.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha