Clima

*

Tormenta

20 °C
Oeste 18 km/h

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Miércoles, 14 de Noviembre de  2018 02:29
calendario

Noviembre

13

Martes

ANTICIPO
CHILE: Se realizó el primer Encuentro Nacional de Mujeres Hinchas de Fútbol SE DIVIDE EL BLOQUE DE PICHETTO: Alperovich y Mirkin adelantaron que van a abandonar el bloque de Argentina Federal IMPUTAN A LAURA ALONSO: La fiscal Ochoa la imputó por no haber investigado el conflicto del Correo Argentino y la deuda de la familia Macri con el Estado
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

El capitalismo en vivo muestra su rostro de muerte en Yemen

Viernes, 02 Noviembre 2018 14:13

(adnmarcospaz//Ana De Luis Otero/ Periodistas en español).-- Ya no hablamos de morir solo, sino de morir de hambre. Ya no hablamos de paz, sino de aquiescencia como forma de vida. Las noticias quedan huecas cuando de forma contínua hemos leído ayer u hoy que Yemen se muere por la hambruna. África es el continente más castigado por el colonialismo y el capitalismo desde el siglo XIV.

No vemos ni tampoco podemos cuantificar qué supone que una población no solo no pueda subsistir, sino que siga muriendo día a día ante los ojos del primer mundo que negocia.

Cumbres y más apuestas por solucionar una tragedia que existe desde hace ya casi cuatro años. Ataques de los rebeldes hutíes que lanzan misiles en respuesta a otros ataques aéreos de la coalición contra los territorios controlados. Bombas y más muertes de niños y civiles que no lloran su llanto, sino la desesperación de no poder salir de ahí.

El Consejo de Seguridad de la ONU ya ha cuantificado los daños y sabe que la población, y ya hablamos de millones, puede sucumbir a la malnutrición, al cólera, a otras enfermedades producidas por su sistema inmunológico deteriorado. Y no son cifras, sino sujetos que claman al cielo piedad y ayuda y piden que llegue la ayuda humanitaria que les permita sobrevivir. La violencia continúa en la ciudad portuaria de Hodeidah, en donde las fuerzas yemeníes respaldadas por Arabia Saudí siguen sin permitir que lleguen las ayudas humanitarias.

Esfuerzos ahogados en el hambre que se lleva por delante a millones de niños que ya nadie ve. Hablamos de armas; hablamos de matar y siempre a costa de los mismos. Más de 150 niños mueren cada día, miles viven en condiciones que no les permite estudiar ni continuar, cientos de miles han perdido a sus padres, miles de millones mueren de hambre. Mientras los países del consejo de seguridad de la ONU han pedido una solución política a las partes enfrentadas, Yemen muere ante los ojos del mundo sin solución de continuidad.

El Día

Fotogalerías

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha